Susana Martín /ICAL - El director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, y el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, presentan el Glosario de Términos Gramaticales de la RAE
SALAMANCA - EDUCACIÓN
Lunes, 10 de Febrero de 2020

La Usal y la RAE firman un convenio para mantener la unidad del español en la inteligencia artificial

C.T.M. - El acuerdo incluye también la colaboración del Estudio salmantino en la elaboración de diccionarios de la RAE, como el Panhispánico del Español Jurídico o el Panhispánico de Dudas

La Universidad de Salamanca, a través del rector Ricardo Rivero, y la Real Academia Española, por medio de su director, Santiago Muñoz Machado, suscribieron esta tarde un convenio de colaboración que, entre otras materias, busca mantener la unidad del español en los dispositivos de inteligencia artificial.

Tal y como explicó el director de la RAE, la necesidad de mantener la unidad del español en los dispositivos electrónicos surgió al observar “que hay más máquinas que hablan español que humanos”, cifrando las primeras en 800 millones y a los segundos en 580.

Por ello, e “igual que la RAE normativizó el español en los siglos XVIII y XIX para que la lengua se acomodase a ciertos cánones”, ahora se busca “cuidar cómo se habla en el mundo digital”, con el objetivo de que “la unidad del español se mantenga en este ámbito”. Así, y dado que “con las máquinas no nos podemos entender sin más poder que el ‘autoritas’ de la Academia como con los humanos, hemos tenido que convencer a los que fabrican las máquinas para que se atengan al canon lingüístico de la RAE”.

Ese canon, no obstante, no está sujeto solo al español normativizado en España puesto que “pretendemos que las máquinas hablen el español de cada zona” y, por ello, desde la RAE están “facilitando a las grandes tecnológicas las maneras de hablar de cada zona”, dentro de un “proyecto abierto” en el que, además de las grandes empresas de Inteligencia Artificial y ahora la Usal, también pueden participar “ayuntamientos y pequeñas empresas que también trabajen” con el lenguaje y las máquinas.

Una vez concertados convenios “para que esta premisa y esta directriz se cumpla” con las principales empresas globales de Inteligencia Artificial, dotándoles con “herramientas lingüísticas para que eduquen a sus máquinas con ellas”, ahora la RAE también acuerda colaborar con la Usal en esta empresa puesto que el Estudio salmantino “coincide en esta preocupación al tener programas de desarrollo de la lengua en Inteligencia Artificial”, evitando con ello que ambas instituciones se contradigan y trabajen así “en direcciones complementarias”.

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, también se mostró satisfecho con la firma de un convenio que destaca la “colaboración fructífera entre dos instituciones con vocación común del cultivo del español” y aseguró que hay “contenidos avanzados tanto en el bloque de diccionarios como en ese proyecto del Español en la Inteligencia Artificial”, que vincula a una institución con 800 años de historia como la Usal con el lema ‘Decíamos ayer, diremos mañana’.

Otras materias

No obstante, esta no es la única materia acordada por la Usal y la RAE en el convenio firmado hoy, ya que ambas instituciones trabajarán “en asuntos lingüísticos muy diversos” como la preparación de diccionarios para los que la Academia necesita “la colaboración de expertos externos para prepararlos, así como otras publicaciones normativas”.

En ese sentido, Muñoz Machado aseguró que ambas instituciones colaborarán para la realización del Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, el Diccionario Panhispánico de Dudas o para “desarrollar actividades culturales compartidas” que, tras celebrarse en la sede de la RAE, se trasladen a Salamanca “o viceversa”.

Con respecto al Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, el presidente de la RAE afirmó que se ha trabajado para su elaboración “con lingüistas y juristas” y que, ahora, están dando “un paso más allá” conectando “la totalidad de las bases de datos legislativas de los países de Hispanoamérica con los conceptos y voces del diccionario”, para que este se convierta en “una biblioteca electrónica donde estará todo”.