BURGOS - EDUCACIÓN
Viernes, 22 de Mayo de 2020

La Universidad de Burgos y las universidades del G-9 se unen para dar apoyo mutuo a sus estudiantes

ICAL - Estas ayudas darán cobertura al estudiantado de universidades públicas que durante la crisis sanitaria reside en una comunidad diferente a en la que se ubica en la que está matriculado

El rector de la Universidad de Burgos (UBU), Manuel Pérez Mateos, y el presidente del Grupo-9 Universidades y también rector de la Universidda de La Rioja, Julio Rubio, han firmado el documento que formaliza la adhesión de la institución universitaria burgalesa al plan impulsado por el G9, según informaron hoy fuentes de la institución burgalesa.

En virtud del acuerdo suscrito todas las universidades se comprometen “en la medida de sus posibilidades, a dar el mismo apoyo al estudiantado desplazado que el suyo propio”, en todas aquellas circunstancias de necesidad relativas a la docencia y evaluación, al desarrollo de actividades presenciales y a las concernientes a la movilidad de estudiantes. Estas ayudas se adoptan con el objetivo de dar cobertura al estudiantado de universidades públicas que durante la crisis sanitaria reside en una comunidad autónoma diferente a en la que se ubica la universidad en la que está matriculado.

El Grupo 9 de Universidades (G-9) está conformado por las universidades de Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Islas Baleares, La Rioja, Oviedo, País Vasco, Pública de Navarra y Zaragoza. Pese a no responder al criterio inicial de la alianza G-9, al no ser la única universidad pública de la región, la Universidad de Burgos comparte con ellas el Campus Digital Compartido de Formación en línea para profesorado y personal de administración y servicios, así como distintas iniciativas conjuntas.

Según lo establecido en el mencionado acuerdo de apoyo mutuo, las diez universidades firmantes se brindarán ayuda para el préstamo de portátiles u otro material informático, así como para facilitar tarjetas de datos a sus estudiantes, y habilitarán aulas informáticas para facilitar el acceso telemático a alumnos desplazados fuera de su comunidad autónoma con dificultades tecnológicas.

Igualmente, en el caso de cualquier estudiante desplazado deba hacer una prueba presencial, y siempre que la universidad de acogida haya previsto en esa fecha la realización de exámenes presenciales, se habilitará si es posible un espacio, con las convenientes condiciones de seguridad y custodia, para que la persona desplazada pueda realizar su examen.

Por lo que se refiere a los apoyos que, en materia de movilidad, se prestarán las diez universidades, este acuerdo contempla que la universidad de acogida facilitará al estudiantado desplazado salvoconductos de movilidad del mismo modo, y bajo las mismas condiciones, que a su estudiantado.

Tras la firma, Manuel Pérez Mateos agradeció al presidente del G-9 la consecución de este pacto, “que conlleva ventajas y nuevas posibilidades de apoyo a nuestros alumnos de la Universidad de Burgos que se han visto sorprendidos por la pandemia fuera de nuestro territorio, algunos de ellos en regiones limítrofes como La Rioja, Cantabria o el País Vasco, cuyas universidades están integradas en el Grupo 9”.

Por su parte, el rector de la Universidad de La Rioja, como presidente de turno de G-9, ha dado “la bienvenida a la Universidad de Burgos a este pacto en cuanto a que es la primera universidad externa a G-9 que se adhiere a él, lo que es coherente con las magníficas relaciones que el G-9 mantiene con la Universidad de Burgos, con la que ha firmado distintos acuerdos”. Las diez universidades firmantes del Plan de Apoyo aglutinan a cerca de 180.000 estudiantes universitarios.