BURGOS - EDUCACIÓN
Jueves, 4 de Marzo de 2021

La UBU desarrolla un sensor colorimétrico para monitorizar heridas crónicas con un smartphone

ICAL - A través de una foto el personal médico podrá valorar el estado de cicatrización de las heridas

El grupo de investigación Polymers (Polímeros) de la Universidad de Burgos (UBU) desarrolla un nuevo sensor polimérico que posee la capacidad de cambiar de color en presencia de determinados parámetros de cicatrización presentes en muestras acuosas, heridas o exudados de heridas. El cambio de color que sufre el polímero está relacionado con el estado de la herida y, a través de una fotografía digital realizada con un smartphone, permite al personal médico tomar decisiones de forma rápida, efectiva, ahorrando costes y evitando sufrimiento a los pacientes.

Las dificultades de cicatrización de heridas cutáneas es un problema de primera magnitud que afecta aproximadamente al uno o dos por ciento de la población, siendo un proceso complejo que genera gran sufrimiento a los pacientes a la vez que supone un enorme coste económico, tal y como explicaron desde la universidad. "El tratamiento de las heridas crónicas es un importante desafío ya que el personal médico realiza las valoraciones mediante inspecciones visuales para establecer tratamientos que pueden prolongarse durante largos períodos de tiempo", añaden.

El sensor colorimétrico de monitorización desarrollado en la UBU se caracteriza por poseer la capacidad de detección de marcadores de cicatrización, como la concentración de aminoácidos, o la concentración de zinc que contienen las heridas. La nueva metodología es rápida, no tiene interferentes y está adaptada al uso por personal no especializado.  

Actualmente, el sensor se encuentra en fase experimental, con "muy buenos resultados" y a la espera de futuros ensayos en pacientes. Con este dispositivo de monitorización de heridas crónicas se espera reducir considerablemente el tiempo de respuesta, el coste económico sanitario y el número de infecciones de los pacientes, disminuir las hospitalizaciones prolongadas, seguir la evolución de los pacientes después de recibir el alta hospitalaria y reducir las pruebas de laboratorio asociadas al diagnóstico de heridas crónicas.

El trabajo del Grupo de Investigación POLYMERS se dirige fundamentalmente al diseño, desarrollo y estudio de nuevos materiales poliméricos de alto valor añadido para su aplicación en tecnologías avanzadas: fibras y materiales de alta resistencia mecánica y térmica para tejidos de protección personal y materiales compuestos de altas prestaciones; y tejidos inteligentes y polímeros sensores para la detección de moléculas de interés (biomoléculas, contaminantes, explosivos, agentes de la guerra química, etc.) en agua y en el ambiente para aplicaciones industriales, biomédicas, ambientales y seguridad (protección civil).