PONFERRADA - EDUCACIÓN
Martes, 5 de Julio de 2022

El sindicato de Enseñanza de CCOO se opone al cierre de aulas rurales en Vega de Espinareda y Toreno (León)

ICAL - Piden que estas decisiones se tomen teniendo en cuenta la viabilidad a futuro de la escuela

El sindicato de Enseñanza de CCOO León se opone a los cierres anunciados de aulas educativas en los colegios rurales Piñera, en Vega de Espinareda, y Valladares Rodríguez, en Toreno, ambos en la comarca del Bierzo. Los responsables sindicales proponen eliminar los criterios cuantitativos, los conocidos ratios, para determinar el cierre de aulas rurales y sustituirlos por criterios cualitativos “que tengan en cuenta el impacto que generan las escuelas en los pueblos”.

En ese sentido, CCOO recordó que estos cierres se producen en pueblos mineros ya afectados por el cierre del sector extractivo y los calificó de “ataque a todo el medio rural”. “El cierre de un aula representa el camino hacia más cierres y al final la muerte de los pueblos”, lamentó Aurelio Iglesias, representante del sindicato de Enseñanza.

Cabe recordar que en Toreno la Consejería de Educación anunció el cierre de un aula de infantil, ante la previsión de sumar sólo cuatro niños más de cara al curso que viene, aunque los responsables de la Junta ya han postergado la toma definitiva de la decisión hasta septiembre, a la espera de que el periodo de gracia del verano sirva para encontrar nuevos alumnos.

Por su parte, en Vega de Espinareda las autoridades educativas anunciaron el cierre de un aula de primaria en un colegio que este año sumará 14 nuevos alumnos en la etapa de Infantil, lo que a juicio del sindicato es indicativo de que “hay perspectivas de futuro”. En este centro educativo, ya están agrupadas las aulas de tercer y cuarto curso, recordaron las mismas fuentes.

Al respecto, CCOO insistió en la necesidad de que estas decisiones se tomen teniendo en cuenta la viabilidad a futuro de la escuela. “La ligereza con la que la Junta cierra aulas no es la misma que con la que se abren”, lamentó Iglesias, que subrayó que un cierre “una medida de difícil reversión”. En ese sentido, el sindicato insistió en que los cierres “serán razonados, pero no son razonables ni justos” y acusó a los responsables educativos de contribuir al “desmantelamiento del sistema público de enseñanza”.