Susana Martín /ICAL - El rector de la Usal, Ricardo Rivero, y el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, presentan la nueva colección 'La Universidad del siglo XXI', de Ediciones Universidad de Salamanca
SALAMANCA - EDUCACIÓN
Jueves, 18 de Marzo de 2021

El secretario general de Universidades defiende en Salamanca las menciones duales

J.M.A. - Como parte del real decreto de organización de enseñanzas universitarias que está en fase de información pública y, según José Manuel Pingarrón, podría entrar en vigor este verano

El secretario general de Universidades, Manuel Pingarrón, defendió este jueves en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca las menciones duales como acción formativa incluida en el real decreto de organización de enseñanzas universitarias, que se encuentra en fase de información y podría entrar en vigor el próximo verano.

Según explicó el secretario del Ministerio de Universidades, encabezado por Manuel Castells, las menciones duales en grados y másteres se enmarcan en un proyecto formativo que se realizará en conjunción con empresas, instituciones y organizaciones sociales, de tal manera que la formación sea “más completa y tenga mejor empleabilidad”.  

Según especificó el secretario general, cada universidad podrá decidir si ofertar esas formaciones duales de grados y másteres. Es una decisión potestativa en función del entorno de cada centro. “Ahora necesitamos recoger las alegaciones de todos los actores y luego pasará un periodo de consulta pública antes de entrar en vigor”, explicó José Manuel Pingarrón, quien aclaró además que “habrá disposiciones transitorias que permitan a los grados seguir desarrollándose con la normativa actual”.

Sobre los grados de tres años, el secretario de universidades reconoció que han sido una “singularidad” del sistema universitario español. “De 3.800 grados que hay actualmente activos, tan solo 24 son de tres años. Hay muy pocos. Nuestro modelo pedagógico persigue que uno pueda acceder a la empleabilidad, bien a través de la formación profesional superior, cuyo encaje con la Universidad tenemos que buscar, bien a través de la especialización universitaria que tenga que ver con los másteres”, manifestó. Además, Pingarrón reclamó una formación generalista “sólida” que permita “atender a los retos futuros”, ya que “si los grados son demasiado especializados, sus contenidos, probablemente, se quedarán obsoletos a los pocos años".

En definitiva, el objetivo de la nueva Ley de Universidades es que “sea un instrumento para que el propio sistema universitario, que es muy amplio, tenga medios suficientemente eficaces para cumplir su función en la sociedad”, ya que, según opinó Pingarrón, “la Universidad no es de los estudiantes, ni de los profesores, ni del personal, es de la sociedad, a la que servimos para que pueda tener mejores profesionales y mejores ciudadanos, más libres por estar mejor formados”, concluyó.