JESÚS FORMIGO /ICAL - El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, presenta a la nueva vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad de la institución académica, Celia Aramburu Sánchez
SALAMANCA - EDUCACIÓN
Jueves, 10 de Septiembre de 2020

Rivero asegura que “no se contempla un cierre” de la Universidad de Salamanca durante el curso 2020-2021

C.T.M. - El rector de la Usal afirma que modularán “la presencialidad física y el campus virtual” en función de la situación epidemiológica de cada momento

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, aseguró en la mañana de este jueves, 10 de septiembre, que desde el equipo de Gobierno de la institución académica salmantina “no se contempla un cierre” de la Usal durante el curso 2020-2021, que comenzará para los estudiantes de la mayoría de titulaciones el próximo 1 de octubre.

“Es un compromiso con los estudiantes”, afirmó Rivero, quien continuó explicando que modularán “la presencialidad física y el campus virtual” en función de la situación epidemiológica de cada momento, pero que, en cualquier caso, la Usal “no se va a parar ni a cerrar”, en relación a la clausura de diversos centros universitarios en Estados Unidos pocos días después de su apertura.

No obstante, Rivero manifestó no creer “que sea eso lo que está pasando en las universidades de Estados Unidos”, en relación a un cierre de las mismas, sino que “se están adaptando a las situaciones”. Además, aseguró que esas experiencias están sirviendo a la Usal para “aprender que es importante lo que se haga en los campus y fuera de los campus” porque “cualquier relajación dentro o fuera comporta riesgos”.

En ese sentido, el rector de la Universidad de Salamanca defendió a los alumnos del Estudio salmantino por “las buenas prácticas que han desarrollado” desde el Consejo de Delegaciones de Estudiantes y aseveró que “los jóvenes son parte de la solución al problema”, combatiendo así “ese sesgo de negatividad” que se ha puesto sobre ellos con las medidas impulsadas por los alumnos de la Usal, entre las que se incluyen campañas para “crear conciencia” entre todos los estudiantes y su participación voluntaria en el proyecto ‘DIANCUSAL’.

Un proyecto este, de realización de pruebas serológicas para la detección de anticuerpos en los estudiantes, profesores y personal de la Usal, cuyo desarrollo, que se encuentra en marcha desde julio, se dará a conocer en una rueda de prensa dentro de pocas fechas pero del que Rivero recordó que cuenta con "un escalonamiento de los distintos colectivos para acceder de manera ordenada y gradual" y evitar así "una situación que genere mucha concentración de personas en el acceso a la Clínica Odontológica" de la Universidad de Salamanca, lugar de realización de las pruebas.

Matrícula similar al curso pasado

Se refirió también Rivero, durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en el Rectorado de la Universidad de Salamanca, a los datos de matrícula con los que cuenta a día de hoy la Usal, que son “más o menos los mismos” que en el curso anterior, puesto que “la matrícula de Grado es muy similar a la del año pasado” y el “pequeño descenso” en Máster “se compensa con un incremento de la matrícula de Doctorado”.

Así, la diferencia ahora mismo entre la matrícula de Grado para el curso 2020-2021 con respecto a la del pasado año es de “unos 40 estudiantes menos”, pero con los resultados de la EBAU de septiembre pendientes, lo que hacen aventurar al rector de la Usal que “en nuevo ingreso en Grado tendremos previsiblemente unos 100 o 200 estudiantes más, pero no muchos más”.

En cuanto a los estudiantes matriculados en Máster, la importante diferencia con el pasado año por “la pérdida de estudiantes internacionales por los problemas de movilidad y salida de sus países” se ha ido “corrigiendo”, según Rivero, quien reveló que en este momento hay “unos 100 menos que el año pasado”, mientras que en Doctorado, por el contrario, se ha crecido de los 370 del curso pasado a los 687 que hay matriculados este año.

Esa diferencia “produce un crecimiento en la matrícula de posgrado”, si bien el rector de la Usal recordó que este dato “no supone la presencia de más estudiantes en Salamanca, porque los alumnos de Doctorado no tienen porqué tener una presencia física” en el centro académico para realizar sus estudios.

“La Universidad de Salamanca no pierde estudiantes y en la ciudad habrá el mismo número que el año pasado”, continuó afirmando Ricardo Rivero, quien cifró en unos 20.000 los alumnos de Grado, de los que “la mayor parte no son de Salamanca”, lo que supone “un desafío logístico” en este “particular año” por el COVID-19 que obliga al equipo rectoral de la Usal a “trabajar mucho más”.