JESÚS FORMIGO /ICAL - El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, presenta a la nueva vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad de la institución académica, Celia Aramburu Sánchez
SALAMANCA - EDUCACIÓN
Jueves, 10 de Septiembre de 2020

El rector de la Usal defiende que “la juventud en la universidad española es consciente de su papel en la salida de esta crisis”

C.T.M. - Ricardo Rivero recomienda a los estudiantes que lleguen desde fuera de Salamanca que “pongan al día su tarjeta sanitaria” y afirma que las residencias y colegios mayores cuentan con “un protocolo de prevención y reacción ante posibles positivos”

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, defendió en la mañana de este jueves, 10 de septiembre, que “la juventud en la universidad española es consciente de su papel en la solución y salida de esta crisis” generada por la pandemia del coronavirus COVID-19.

Salió así Rivero en defensa de un colectivo sobre cuyo comportamiento “se está poniendo un foco temprano y muy enfático” en relación, principalmente, a la posibilidad de desarrollo de botellones en los pisos como uno de los principales focos de infección, para lo que recordó además que existen “sanciones municipales asociadas a esa práctica que es un mensaje contundente en sí mismo”.

En cualquier caso, Rivero aseguró: “Creo que nos vamos a dar cuenta, en cuanto lleguen, que su comportamiento este curso va a ser muy diferente y no porque nosotros tengamos que decírselo”. En ese sentido, recordó que la campaña de información a estudiantes “incluye mensajes de responsabilidad” y concluyó que aunque “se pueden producir comportamientos aislados no responsables”, desde la Universidad de Salamanca creen que “la inmensa mayoría de los estudiantes van a dar buena muestra de su capacidad para contribuir a resolver este problema”.

Además, en relación a la llegada de muchos de esos estudiantes a las residencias y colegios mayores de la ciudad de Salamanca, Rivero reveló que las direcciones de estos centros “acaban de elaborar un protocolo, que está revisando nuestro responsable COVID y que pasará por la Dirección General de Salud Pública, que contempla medidas de prevención y reacción ante las situaciones generadas por posibles positivos”.

Estas actuaciones van “en línea con las de otras universidades” con el objetivo de “estar preparados para esa situación y tener previstas medidas de aislamiento individual y circulación dentro de los espacios”. También se cuenta con la reducción de capacidad de las residencias, “no con carácter general pero sí con habitaciones libres”, como forma de “responder a la contingencia”.

Por último, y de cara a la llegada de los estudiantes, Rivero recomendó “a todos los estudiantes que pongan al día su tarjeta sanitaria”, de cara a que “la falta de regularización no complique la respuesta desde Atención Primaria” ante las posibles muestras de sintomatología en los estudiantes.