VALLADOLID - EDUCACIÓN
Martes, 9 de Marzo de 2021

Pleno- Lucas afirma que la pandemia “no es suficiente razón para no llevar a los hijos al colegio”

ICAL - La consejera de Educación considera la apertura de los centros “una victoria social”, mientras que el PSOE lamenta el “no rotundo” de la Consejería a las peticiones de educación ‘online’ para alumnos con familiares con patologías de riesgo

La consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, afirmó hoy que la pandemia “no es suficiente razón para no llevar a los hijos al colegio” porque este es un “entorno seguro” y su apertura supone “una victoria social” de la comunidad educativa.

Durante la sesión del pleno de hoy de Cortes, Lucas recordó que la educación “se configura como un derecho y un deber” y, en este último punto, además de las Administraciones por “garantizar la prestación de este servicio”, también se encuentra la obligación de los padres de “llevar a los hijos al colegio”.

“Es fundamental la presencia en las aulas porque la presencialidad tiene enormes beneficios en el proceso formativo y madurativo del alumno”, explicó la consejera de Educación, quien no obstante recordó que, con motivo de la pandemia, se dispone de regulación para permitir la atención escolar domiciliaria en “casos concretos”.

“Pero se analizan situaciones concretas, no las generales”, continuó esgrimiendo Lucas, quien en ese sentido señaló que existen 50 alumnos que están siendo atendidos con la educación ‘online’ “con criterios médicos rigurosos” tanto sobre el riesgo de los propios estudiantes a contraer el COVID como de sus familiares en caso de que tengan un especial riesgo ante un contagio.

No obstante, Lucas recordó que “la actual situación de pandemia no ampara la conducta de los padres que no llevan a sus hijos por temor al contagio”, puesto que “el derecho a la educación es el derecho en las aulas” y existe, como recordó en palabras de la Abogacía General del Estado y de la Fiscalía General, “obligatoriedad de asistencia a clase para hacer efectivo ese derecho a la educación”.

Por ello, la consejera de Educación pidió a la oposición “dejar de hacer demagogia” porque “ni están del lado de la Junta pero tampoco del Ministerio de Educación". "Solo están para ponerse detrás de las pancartas y hacer daño a esta Consejería”, concluyó Lucas.

Inmovilismo como táctica

La respuesta de la consejera se produjo ante la intervención del procurador socialista Jesús Guerrero, quien criticó el “no rotundo” de la Consejería de Educación a la hora de contemplar la educación a distancia para aquellos alumnos que convivan con familiares considerados como personas de riesgo ante un posible contagio por COVID-19.

“Se negaron a aceptar las peticiones de docentes con patologías de riesgo, se negaron a la adaptación de la jornada continuada para evitar interacciones y reducir contagios, se negaron a la creación de protocolos específicos para alumnos con determinadas patologías, como los diabéticos, y se han negado a considerar como justificada la inasistencia de los alumnos que tengan familiares con patologías de riesgo”, denunció Guerrero en Cortes.

“No tienen empatía con la situación de algunos colectivos”, continuó esgrimiendo el procurador socialista en relación a la Junta, a la que acusó de que “el inmovilismo es su táctica y su solución, que acabe el curso”, generando con ello “desamparo a docentes, alumnos y familias”, por lo que pidió a Lucas que “afronte los problemas de la Educación de Castilla y León con soluciones”.