R.Valtero /ICAL - El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo, y el presidente de la Fundación Carlos Moro de Matarromera, Carlos Moro, firman los acuerdos para la creación de la Cátedra Vitivinícola Carlos Moro de Matarromera, en presencia de los presidentes de las diputaciones de Palencia, Ángeles Armisén, y Valladolid, Conrado Íscar.
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Miércoles, 3 de Julio de 2024

Nace la Cátedra Vitivinícola Carlos Moro de Matarromera de la UVa para favorecer la innovación en las empresas e impulsar un máster

ICAL - La iniciativa busca aumentar y actualizar de forma multidisciplinar el conocimiento en el sector del vino, gracias a la colaboración de las diputaciones de Palencia y Valladolid

La Cátedra Vitivinícola Carlos Moro de Matarromera de la Universidad de Valladolid (UVa), promovida por la fundación de la bodega y apoyada por las diputaciones de Palencia y Valladolid, se formalizó hoy para incrementar la transferencia de conocimiento entre la universidad y el sector del vino como mejorar la investigación y la innovación en las empresas pero también trabajar en el desarrollo de actividades formativas y acciones para aproximar las bodegas a los estudiantes para realizar estancias breves o trabajos de fin de estudios. En este sentido, la UVa ya trabaja para implantar un máster de Enología para el curso 2025-2026, aunque antes habrá cursos de microcredenciales.

La cátedra, promovida por la Fundación Carlos Moro y la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias del campus de la UVa en Palencia, tiene como objetivo aumentar y actualizar de forma multidisciplinar el conocimiento en el sector del vino, tan importante en la Comunidad y en España. Para ello, se actuará desde una amplia perspectiva del sector enológico en todos sus ámbitos como agricultura, elaboración, conservación, comercialización, marketing y enoturismo.

En este sentido, el presidente de la Fundación Carlos Moro de Matarromera, Carlos Moro, destacó, según recogió la Agencia Ical, que es la primera cátedra vitivinícola en España con colaboración de la empresa privada, una universidad pública y administraciones para contar con una visión general y de “altura” con unos grandes conceptos de desarrollo de la formación, la investigación, la sostenibilidad, la digitalización y la modernización de todo el sector. Destacó la aportación de su fundación por que su empresa es líder con muchos proyectos de investigación, que se traduce en la creación de patentes.

En el mismo sentido, se pronunció el rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, quien apuntó que la colaboración público privada en la cátedra promoverá el estudio integral del sector vitivinícola. De ahí que mencionara que se pondrán en marcha actividades formativas para los profesionales del sector; acciones de investigación e innovación, que son tan necesarios en un momento del impulso de la digitalización, y la transferencia del conocimiento a la sociedad.  “La UVa hace una apuesta segura de colaboración en un sector clave, también desde el punto de vista académico”, añadió.

No en vano, recordó que la Universidad ya cuenta con el Grado de Enología en el campus de Palencia. Además, ya se han dado los primeros pasos para impartir un máster en la materia, que está en fase de preparación y desarrollo. De momento, se prepararán cursos, bajo el paraguas de microcredenciales (experiencias de corta duración que facilitan la adquisición y mejora de conocimientos, competencias y capacidades), para hacer itinerarios de formación que, al final, den lugar al máster. 

Por lo tanto, con la creación de esta estructura universitaria, que contará con una financiación anual de 35.000 euros y que estará a cargo de la catedrática de Química Analítica de la ETS de Ingenierías Agrarias María del Álamo, se pretende trabajar en el desarrollo de actividades formativas en aspectos específicos, atendiendo así a las necesidades de actualización del sector, actividades de investigación e innovación en distintas temáticas de viticultura y enología para promover el avance y aportar mejoras innovadoras y actividades de transferencia para difusión de resultados, jornadas, congresos con temáticas relacionadas de ámbito regional, nacional e internacional. El objetivo último es incrementar la transferencia de conocimiento entre la universidad y el sector del vino. 

Para la Universidad de Valladolid la creación de esta cátedra supone un impulso al Grado en Enología y a los grupos de investigación que trabajan en este ámbito y se sitúan como referentes a nivel internacional. Además, facilitará la interacción con investigadores de otros centros para dar respuesta a las demandas del ámbito del vino. Se prevé la integración en la Cátedra de profesionales, docentes e investigadores procedentes de otras instituciones académicas, y también podrán formar parte de ella profesionales vinculados a los temas de interés de la Cátedra o que hayan destacado de forma excepcional en estas materias. 

La Fundación Carlos Moro de Matarromera considera que esta cátedra supone un marco perfecto para mantener el compromiso por la innovación, la investigación y la sostenibilidad en el sector vitivinícola y es un instrumento de altura para desarrollar los objetivos base de la Fundación de Carlos Moro de Matarromera como son la colaboración, la naturaleza, la sostenibilidad, los desfavorecidos, los emprendedores y la humanidad, todo ello apoyado por la empresa y estructura de Bodegas Familiares Matarromera.

Importancia de los territorios 

Tras la firma de los acuerdos para la creación de la Cátedra Vitivinícola Carlos Moro de Matarromera, los presidentes de las diputaciones de Palencia y Valladolid, Ángeles Armisén y Conrado Íscar, respectivamente, destacaron la importancia de estas iniciativas para el territorio, al suponer una apuesta por el desarrollo socioeconómico de los pueblos y el medio rural. Pero también para mantener y mejorar su liderazgo vitivinícola apostando por la formación, desarrollo e investigación, sostenibilidad y digitalización.

Armisén subrayó, según Ical, que las labores de formación e investigación tienen que llegar a los emprendedores y los profesionales. Aseguró que la institución provincial está comprometida con el campus de la UVa en Palencia y con la cultura del vino. No en vano, citó el itinerario turístico en el Cerrato Palentino  como un paisaje cultural del vino con los barrios de bodegas. 

Por su parte, Conrado Íscar valoró la importancia de unir en una cátedra el sector académico, empresarial y la administración. También sacó pecho al señalar que la provincia de Valladolid cuenta con unos vinos que están entre los mejores del mundo y ser la única que cuenta con ocho denominaciones en su territorio, cinco DO y tres, de pago. “Era algo inevitable y más que necesario que la UVa contara con una cátedra vitivinícola para impulsar la transferencia del conocimiento mutuo entre las empresas y las universidades”, manifestó. En este sentido, lamentó el “desajuste” entre las competencia de los graduados y las necesidades de las empresas.