SORIA - EDUCACIÓN
Jueves, 21 de Mayo de 2020

Lucas señala que ofrecerá a los docentes que se incorporen a los centros escolares hacer un test de seroprevalencia de forma voluntaria

ICAL - Más de 70 afiliados del PP de Soria participan en un encuentro telemático con la consejera de Educación

La consejera de Educación, Rocío Lucas, señaló que todos los docentes que se incorporen a los centros escolares, así como el resto de trabajadores, contarán con la posibilidad de realizarse un test de seroprevalencia del coronavirus IGM de forma voluntaria. Además, en la fase 1 se procederá a la desinfección de las aulas y se implementarán medidas como la colocación de geles hidroalcohólicos.

Así lo señaló durante un encuentro telemático en el que participó esta tarde, organizado por la presidenta del PP de Soria, Yolanda de Gregorio, que contó con la participación de más de 70 afiliados de la provincia. En el acto, el periodo de matriculaciones también fue objeto de numerosas preguntas que recordaron a la consejera los problemas de saturación del sistema. Al respecto, Lucas explicó que para solventar de forma positiva el proceso de admisión on-line pueden utilizar el teléfono gratuito 900 101 105 o acudir a la ventanilla única de forma presencial.

La prueba de la EBAU también centró varias dudas. La consejera destacó que será presencial y que ahora mismo se trabaja para preparar “el amplio despliegue que supone y que moviliza a más de 10.000 personas en toda la Comunidad”. A principios de julio se celebrarán los exámenes, en los que se respetará la distancia de dos metros y la seguridad necesaria, tanto para alumnos como para los examinadores.

Las oposiciones de Secundaria y Formación Profesional previstas se aplazarán hasta el próximo año, ya que “no se van a poder celebrar teniendo en cuenta que se movilizan más de 20.000 personas y por ahora será inviable, aunque sí se llevará a cabo el concurso de traslados”. Además, en la fase 1 se retomará el programa de Escuelas Conectadas para concluir de enganchar con banda ancha a los centros que faltan, ya que las empresas adjudicatarias pueden retomar las obras previstas, mejorando la conectividad de todos los centros.

Por último, en septiembre se podrá volver a las aulas de forma presencial con todas las medidas de seguridad que “sea necesario implementar”, sobre todo la distancia de dos metros. En el transporte escolar será obligatorio respetar la distancia y donde no se pueda se doblarán los viajes.