Miriam Chacón /ICAL - Los consejeros de Empleo e Industria, Germán Barrios, y de Educación, Rocío Lucas, presiden el Consejo de Formación Profesional de Castilla y León
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Lunes, 10 de Febrero de 2020

La Junta reclama “mayor protagonismo” de las empresas en la FP Dual para incrementar las 420 compañías y los 800 alumnos

ICAL - Las ramas asociadas al transporte, la energía, la química y el medio Ambiente son las que tienen más salidas en la formación profesional ocupacional y reglada

La consejera de Educación, Rocío Lucas, reclamó hoy en Valladolid un “mayor empuje” y un “mayor protagonismo” de las empresas de la Comunidad en la Formación Profesional (FP) Dual para incrementar el número de 420 compañías que participan en esta modalidad y los 800 alumnos matriculados. Antes de participar en el Pleno del Consejo de FP de Castilla y León, Lucas realizó un “llamamiento” al tejido industrial al señalar que se necesita más colaboración tanto para que los estudiantes puedan realizar prácticas como aprendices y en otros puestos como en la mejora de su formación. Pese a esa demanda, reconoció que las empresas están cada vez más involucradas y concienciadas con la FP Dual después de varios años de desarrollo de esta oferta de estudios que cogió impulso en el curso 2013-2014.

Rocío Lucas destacó la apuesta importante del Plan General de Formación Profesional 2016-2020 por la internacionalización con la creación de un consorcio que cuenta con más de 110 centros para facilitar la movilidad de alumnos y profesores dentro del programa Erasmus+. En este sentido, la consejera valoró que Castilla y León sea una de las comunidades que cuenta con un mayor número de becas Erasmus Plus para alumnado de FP, con 290 movilidades para alumnado de Grado Medio y 114 para Grado Superior. Solo Cataluña está por delante en estas becas. Asimismo, precisó que la Consejería de Educación lidera importantes proyectos de alianzas estratégicas con Alemania, Austria, Portugal, Finlandia, Polonia e Italia.

La consejera señaló que la administración autonómica ha potenciado diversas modalidades que permiten alcanzar un “mejor ajuste” de la formación con las necesidades del tejido productivo -FP Dual-, una mayor penetración de la oferta en el territorio –FP ‘online’- o el desarrollo de certificados de profesionalidad –centros de Educación de Personas Adultas del medio rural y las Aulas Mentor-.

Todas estas actuaciones, junto a las campañas para mejorar el “atractivo” de la FP, han permitido un aumento del número de jóvenes que cursa Formación Profesional, tras la ESO y el Bachillerato. En el curso 2018-2019, Castilla y León desplegó una oferta de enseñanzas cercana a las 42.000 plazas de Formación Profesional distribuidas en 120 títulos, correspondientes a 22 familias profesionales: 15 de FP Básica; 40, de Grado Medio y 65, de Grado Superior. Además se han ofertado 20 titulaciones de FP a distancia, correspondientes a nueve familias profesionales -cinco de Grado Medio y 15 de Grado Superior-.

Un total de 196 centros educativos imparte ciclos formativos, de los que el 67  por ciento pertenece a la red pública. Asimismo, la Consejería de Educación ha actualizado el mapa de oferta de FP, pues 14 centros educativos iniciaron la implantación de nuevas enseñanzas en el curso escolar 2018-2019 y se ha realizado un cambio de oferta en otro centro al objeto de diversificar la oferta y atender la demanda de cualificaciones profesionales del entorno.

Alta empleabilidad

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ya apuntó en su discurso de investidura que uno de los objetivos prioritarios del Ejecutivo autonómico era potenciar los estudios de Formación Profesional en Castilla y León. En ese sentido, la consejera de Educación apuntó que uno de los elementos fundamentales para atraer alumnos a la FP es la “enorme” calidad de los estudios que reconocen las empresas pero también la gran empleabilidad, ya que el 84 por ciento de los titulados de grado medio y superior encuentra un empleo. Además, un 80 por ciento logra un trabajo en Castilla y León, algo clave, según Rocío Lucas, para fijar población en el territorio.

El Pleno del Consejo sirvió para que el consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, destacara la necesidad de vincular las políticas formativas con las de empleo con el objetivo de favorecer la generación de más puestos de trabajo y de mayor calidad y la mejora de la competitividad empresarial. Recordó que las ramas asociadas al transporte, la energía, la química y el medio Ambiente son las que, en la actualidad, tienen más salidas en la formación profesional ocupacional y reglada.

34,5 millones

Barrios valoró el esfuerzo de la Junta que destinó en 2019 cerca de 34,5 millones de euros a financiar las acciones de cualificación y orientación para impulsar la empleabilidad de las personas que no tienen un puesto laboral. Una línea a la que accedieron 16.605 parados de la Comunidad. De ellos, más de 12.700 obtuvieron una beca para hacer frente a los gastos derivados de la realización de estas actividades. “Nos regimos por el principio de equidad, para que todo el mundo pueda acceder a la formación y durante toda su vida, gracias a las becas que son el verdadero ascensor social”, expuso.

Alrededor de 16,5 millones de euros se dirigieron a promover la FP Dual con el fin de mejorar la aplicación de competencias profesionales y favorecer la transición desde los centros formativos a los productivos. Un total de 1.369 personas ha participado en los Programas Mixtos de Formación y Empleo –incluidos jóvenes inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil- o se ha acogido a los contratos para la formación y el aprendizaje y en prácticas.

El consejero mencionó los más de 10,8 millones de euros dedicados a sufragar los itinerarios de orientación, formación e inserción, que han alcanzado la cifra de 2.895 beneficiarios durante el pasado ejercicio. A través de esta iniciativa, se ofrece un servicio individualizado e integral de información y asistencia al empleador, con el reto de conocer los perfiles profesionales más demandados por los empresarios y lograr una intermediación más eficiente.

Además, 15.107 trabajadores han mejorado su cualificación profesional a través de los programas de formación de ocupados, en los que se han invertido casi 9 millones de euros. “Buscamos los grados de inserción que tenemos en nuestra formación pero también la empleabilidad, aprendiendo a aprender y aprendiendo a entender”, añadió Barrios.

El titular de Empleo e Industria puso de relieve los casi 2,4 millones otorgados para financiar las prácticas de medio millar de jóvenes en empresas de la Comunidad y ha resaltado la importancia de los procesos de acreditación de competencias, con más de 10.000 potenciales beneficiarios.

El informe presentado hoy ante los miembros del Consejo de FP señala que se ha mejorado notablemente la coordinación entre administraciones para el desarrollo de la Formación Profesional a lo largo de la vida, con acciones conjuntas como la Acreditación de competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral o vías no formales de formación, y el desarrollo de competencias básicas para acceder a la formación para el empleo.

También ha habido avances en la participación de los agentes sociales, al incorporar el Plan General de Formación Profesional en la II Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo, así como en el marco de los acuerdos del Diálogo Social.