VALLADOLID - EDUCACIÓN
Jueves, 21 de Mayo de 2020

La Junta asegura que no ha "escatimado" medios para asegurar la calidad del sistema educativo de Castilla y León durante la pandemia

ICAL - El director general de Centros, Planificación y Ordenación Educativa subraya que el 77% de los centros utiliza la herramienta virtual para seguir la enseñanza a distancia

El director general de Centros, Planificación y Ordenación Educativa, José Miguel Sáez, aseguró hoy en las Cortes que la Junta no ha "escatimado" medios para asegurar que la calidad del sistema educativo de Castilla y León no se vea afectada, en la medida de lo posible, por la pandemia del COVID-19. Una situación que, recordó, ha supuesto pasar de una enseñanza eminentemente presencial a otra 'on line' y a distancia. Tras más de dos meses desde el cierre de los centros, destacó que la administración considera que el resultado obtenido, hasta ahora, es "suficiente" para alcanzar los objetivos marcados del tercer y último trimestre.  

En su comparecencia en la Comisión de Educación para informar de las medidas adoptadas para la finalización del curso académico ante el Covid-19 y las previsiones ante el inicio del próximo curso, Sáez apuntó que la Junta siempre ha perseguido el objetivo de hacer efectivo el derecho a la educación del alumnado de Castilla y León, a pesar de la pandemia. En este sentido, expuso que la "prioridad" de la Consejería durante el periodo de la suspensión de las clases presenciales ha sido garantizar la continuidad de la actividad educativa, respetando las restricciones establecidas por el estado de alarma.  

Para ello, el director general de Centros, Planificación y Ordenación Educativa subrayó que la Junta ha dispuesto de todos los medios técnicos y medidas disponibles como el uso de las TICs (Tecnologías de Información y Comunicación), el teletrabajo, la flexibilidad horario, los turnos escalonados y las reuniones por videoconferencia, entre otras. Medios que, por ejemplo, han permitido que los docentes hayan elaborado de planes de trabajo y la adecuación de las programaciones didácticas para que los alumnos pudieran avanzar en contenidos y trabajar en casa.  

A su juicio, la actividad lectiva no presencial se desarrolla con la normalidad que una situación "tan excepcional" permite. También hizo referencia a las "múltiples" herramientas que han tenido a su disposición los centros en el Portal de Educación para informar a las familias y los estudiantes las tareas propuestas y que el profesorado mantuviese la comunicación con el alumnado. No en vano, José Miguel Sáez consideró clave que los alumnados mantuvieran diariamente una rutina y unos hábitos de estudios en sus domicilios, a través de la realización de las tareas de sus profesores.  

En este apartado, citó las tres alternativas corporativas que la Consejería pone a disposición de todos los centros públicos docentes de Castilla y León para el aprendizaje remoto y la continuidad de las actividades lectivas como las aulas virtuales, las herramientas de trabajo colaborativo y videoconferencia y el correo electrónico corporativo.  

Señaló que de los 1.700 centros públicos que tienen a su disposición la herramienta virtual, el 77,3 por ciento (779) la utiliza, con 305.000 usuarios potenciales (entre profesorado y alumnado). Además, el 68 por ciento de los colegios de Infantil y Primaria cuentan con una aula virtual; el 58 por ciento de los Ceos (Centros de Educación Obligatoria) y el 97 por ciento de los institutos o el cien por cien de todos los centros de Formación Profesional (FP).

Todo ello, expuso, generó una "sobrecarga" de acceso a las plataformas tras recordar que se ha triplicado el número de accesos semanales al Portal de Educación; se han cuadriplicado las entradas a las aulas virtuales y se hace un uso "masivo" de las herramientas MS Office 365.

De esta manera, manifestó que el 97 por ciento del alumnado de Castilla y León ha estado conectado, después del reparto de casi 10.000 tarjetas SIM para aquellos estudiantes, tanto de centros públicos como privados, que no podían llevar a cabo un acceso a internet desde sus hogares, ya sea por motivos económicos o por otras circunstancias. Es decir, que menos de un tres por ciento de los estudiantes no han estado conectados aunque dudó que sea un problema de medios sino de "deseos" al precisar que, tal vez, esos alumnos ya no tenían interés por su educación antes de la crisis sanitaria del coronavirus. En todo caso, Sáez apuntó que la administración trata de "recuperar" hasta el "último" alumno.  

El director general ofreció los datos del informe de la Fundación para la Innovación Cotec que sitúa a Castilla y León en la primera comunidad en enseñanzas 'on line', con diez puntos por encima de la media nacional. "Los resultados demuestran que las medidas adoptadas por la Consejería funcionan", aseveró.  

Instrucciones

En su intervención, Sáez hizo referencia a la instrucción de su dirección general sobre actividades educativas durante el tercer trimestre y la evaluación final del presente curso con un marco de actuación para los centros educativos que contribuya al mejor aprovechamiento académico por parte del alumnado, "atendiendo a la diversidad de circunstancias de cada uno, sobre todo las emocionales", y buscando la evaluación "justa y equitativa" de los aprendizajes estos meses. En ese sentido, apuntó que se centraba en los contenidos esenciales de cada asignatura. También, citó la instrucción relacionada con la titulación y promoción.

El director general de la Consejería declaró que, en todo momento, se adoptaron medidas para que los docentes tengan plena garantía jurídica a la hora de tomar decisiones relativas a la promoción y la titulación así como que ningún alumno se quede atrás o se vea perjudicado por causas ajenas a él.  

En cuanto a la suspensión "automática" de los contratos, con el cese de la enseñanza presencial, para la prestación de las actividades complementarias como el transporte escolar, madrugadores y comedor, José Miguel Sáez afirmó que la Junta ha mantenido, desde el primer momento, comunicación "constante" con las empresas para conocer su situación y sus trabajadores. Precisó que solo se han mantenido los contratos de limpieza de los centros. "No nos negamos a pagar a estas empresas, si no lo abona el SEPE, porque, entre otras, las necesitamos para septiembre, con el nuevo curso", sentenció.  

Falta de consensos

El portavoz socialista en la Comisión de Educación, Fernando Pablos, reprochó a la Junta que sea una de las comunidades que no se ha sumado al Pacto Educativo con el Gobierno central, algo que sí han hecho el 70 por ciento de los territorios autonómicos. Lamentó la falta de consensos, en una época "tan extraordinaria", algo que “ha brillado por su ausencia” tanto con la comunidad educativa como con el resto de comunidades y el Gobierno de España o partidos políticos.  

También mostró las dudas que han creado entre el profesorado las instrucciones publicadas, que fueron tarde, ambiguas, poco concretas y descoordinadas. Por otro lado, consideró necesario regular la recuperación del segundo trimestre porque las notas del primer y segundo trimestre van a ser fundamentales para la evaluación final

Pablos también lamentó que la Junta no dotara de tablets a las familias sin medios necesarios para seguir adelante con la evaluación telemática, en especial aquellas personas que residen en el mundo rural y que carecen de conexión suficiente a la red. En este sentido, el director general apuntó que el reparto de dispositivos como tabletas no soluciona la brecha digital. "Podemos dar miles de tables pero si los profesores o los alumnos no saben utilizarlas, no tiene ningún sentido", respondió, además de recordar que se han prestado algunos materiales a los alumnos que no contaban con dispositivos en sus casas para seguir la enseñanza no presencial.  

Además, reclamó al director general de Centros, Planificación y Ordenación Educativa un "poco de modestia" porque la Comunidad no es la mejor en medios telemáticos, desde el punto de vista educativa, sobre todo tras comprobar que el sistema de admisión de alumnos se cayó el primer día de funcionamiento.  

El portavoz del Grupo Mixto, Jesús María García-Conde (Vox), también se refirió a que los docentes echan en falta una instrucción "homogénea" por parte de la Consejería, después de que el Ministerio ha dejado que las comunidades dicten su normativa en temas como la tercera evaluación, la titulación y la promoción del alumnado. Además, preguntó si habrá un programa de refuerzo para los alumnos de la ESO. En cuanto a los contenidos 'on line', García-Conde reclamó a la Junta una solución al problema de la conectividad que tienen muchas áreas de la  Comunidad, donde apenas llegar internet.  

Por su parte, la portavoz del PP, Carmen Sánchez Bellota, felicitó a la Consejería de Educación por la adopción de medidas para poner las TIC a disposición de toda la comunidad educativa para permitir desarrollar las actividades no presenciales. "Al comienzo, hubo mucha incertidumbre ante una situación complicada y desconocida pero el trabajo de los centros ha dado respuesta, educativa y organizativa, a la nueva situación al promover un sistema de teletrabajo que ha facilitado la continuidad de la enseñanza", reconoció.  

Marta Sanz, de Ciudadanos (Cs), valoró el compromiso de los docentes que ha sido "espectacular" pero también el de la Dirección General de Centros, Planificación y Ordenación Educativa para adoptar normativamente a la nueva situación para que los profesores pudieran llevar la segunda, tercera y la evaluación final. "Las instrucciones debían ser claras y concisas para no ocasionar dudas en la ejecución de las mismas a los docentes pero el Ministerio dictaminó una orden estatal que contravenía a la norma de mayor rango, la Lomce, en cuanto a titulación y promoción. Pese a ello, usted ha hecho los ajustes necesarios en la última instrucción para desarrollar estos aspectos", señaló.