VALLADOLID - EDUCACIÓN
Martes, 21 de Julio de 2020

IUCyL pide a la Junta que invierta en la escuela pública y diseñe un plan para la nueva normalidad

ICAL - La formación lamenta que la Consejería de Educación deje toda la responsabilidad en manos de los equipos directivos sin ofrecer un plan para adaptar el sistema

Izquierda Unida Castilla y León reclamó hoy a la Junta una mayor inversión en educación, que se acerque a la media europea del siete por ciento del PIB, para que permita, entre otras medidas, bajar ratios y aumentar plantillas. "Unas medidas que hoy más que nunca exigimos a la Junta de Castilla y León para poder garantizar la salud de la comunidad educativa y afrontar las nuevas necesidades educativas, que se desprenden de las tareas marcadas en las instrucciones de la propia Consejería". 

Es más, la formación lamenta que el plan de la Junta ante el inicio del curso escolar sea "no tener un plan para adaptar el sistema" a los efectos de la pandemia, y que en el protocolo de prevención y organización del regreso a la actividad lectiva "no haya apenas cambios"; y que "se cargue con la responsabilidad del funcionamiento a los equipos directivos de los centros educativos sin apenas inversión, ni siquiera una previsión de los fondos aportados por el Gobierno de España para la escuela pública".

IUCyL añadió, en un comunicado recogido por Ical, que a ello se une que los exámenes de septiembre van a ser de manera presencial, al igual que la vuelta a las aulas, " sin tener correctamente planificado qué va a suceder en función de la evolución del virus en las diversas zonas educativas". "Nos parece un error que se pudo cometer en marzo por falta de previsión pero que no debe volver a suceder ante un rebrote en algunas zonas de Castilla y León o en toda la Comunidad".

IUCyL exige que la vuelta a la normalidad sea sin riesgos para el alumnado, para las familias, para el profesorado y con garantías de afrontar "una educación pública y de calidad que hoy tiene más necesidades de políticas públicas que antes de la pandemia".

Para IUCyL, el número de alumnado por aula, que se incrementó con los recortes en Educación en la crisis económica del 2008, es "un impedimento para llevar a cabo metodologías activas, para la atención a la diversidad y para los apoyos necesarios al alumnado". A todo ello, se suma "la imprescindible adaptación de todos los currículos para la recuperación de las competencias no adquiridas el curso anterior, la necesaria formación del profesorado y del alumnado en las nuevas tecnologías y la lucha para disminuir la brecha cultural y digital que la pandemia ha agudizado".