Nacho Valverde /ICAL - El presidente nacional de CSIF, Miguel Borra (C), junto al presidente del sector nacional de Educación, Mario Gutiérrez (I), y la presidenta del sector autonómico de Educación Castilla y León, Isabel Madrugá (D), comparecen ante los medios con motivo de la celebración de unas jornadas autonómicas de análisis de la situación de la Educación en Castilla y León y en el ámbito nacional, con delegados de las nueve provincias de la Comunidad
SEGOVIA - EDUCACIÓN
Jueves, 18 de Noviembre de 2021

CSIF califica como “bastante retrógrada” la Ley de Convivencia Universitaria y entiende el enfado de los estudiantes

Patricia Martín - Gutíerrrez considera que se aceptan las propuestas de Esquerra República, con un texto más restrictivo que ley franquista que se quiere derogar

El presidente del sector nacional de Educación de CSIF, Mario Gutiérrez, calificó hoy la Ley de Convivencia Universitaria como “bastante retrógrada” y entiende el enfado y las movilizaciones de los estudiantes universitarios porque “se había acordado una ley con ellos” y se aprueba otra que es “más restrictiva con lo que sucede con los estudiantes y bastante más discrecional que lo que era la ley franquista que está derogando”.

Mario Gutiérrez, que asistió a la inauguración de unas jornadas del sector de Educación de CSIF Castilla y León en Segovia, subrayo que para la Ley de seguridad en la Universidad, el Ministerio tenía  un acuerdo con los estudiantes y los rectores. “A final se ha hecho algo que está en contra de la universidad, de los universitarios y de propios rectores por una exigencia del partido de Esquerra Republicana, lo que ha hecho es soliviantar porque es más restrictiva que la ley que se está cambiando”, argumentó.

Gutiérrez sostuvo que la propuesta lanzada por el departamento de Manuel Castells, es “más restrictiva con lo que sucede con los estudiantes y bastante más discrecional que lo que era la ley franquista que está derogando ahora mismo”. Tiene claro que es “una ley bastante retrógrada” porque “se ningunea un poco función del profesorado”, ya que no entiende que si se pilla a estudiante copiando “no tiene expediente, es surrealista”.

En cuanto a la Ley Orgánica de Universidades se quería hacer “con el consenso de todo el mundo y al final no está contentado a nadie” porque, en su opinión, “se quiere contentar a las universidades de dos comunidades autónomas” y se le “da una fuerza tremenda a la privada por lo que la Universidad pública se queda desvinculada”.

Desde el sector de Educación de CSIF no apoyan las movilizaciones de las plataformas de estudiantes universitarios pero sí entienden su enfado porque no está respetando los textos que se habían acordado con ellos.