Juan Lázaro /ICAL - La consejera de Educación, Rocío Lucas, se reúne con la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá
MADRID - EDUCACIÓN
Lunes, 10 de Febrero de 2020

La consejera de Educación pide al Gobierno una EBAU “coherente y equitativa” para que todos los alumnos tengan las mismas oportunidades

ICAL - Rocío Lucas, que se reunió con la ministra de Educación, Isabel Celaá, también planteó la necesidad de modificar la FP Dual para adaptarla al tejido industrial de la Comunidad

La consejera de Educación de la Junta, Rocío Lucas, pidió hoy a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, que la prueba de acceso a la universidad, la EBAU, sea “lo más homogénea, lo más coherente y lo más equitativa posible, para que los alumnos de Castilla y León tengan las mismas oportunidades que los del resto de España”. Además, expuso también la necesidad de modificar la norma que regula la FP Dual para dotarla de una mayor “flexibilidad” que permita adaptar la oferta a las peculiaridades del tejido industrial de cada territorio.

Respecto a la prueba de acceso a la Universidad, Lucas explicó que debido al sistema universitario de distrito único, que permite al alumno elegir la universidad de toda España que mejor se adapte a su nota y a su elección, es necesario también que el examen y los criterios de evaluación sean lo más homogéneo posibles para que los alumnos tengan “las mismas oportunidades” sean del territorio que sean.

La consejera y la ministra mantuvieron un encuentro esta tarde en la sede del Ministerio de Educación en Madrid por espacio de algo más de una hora. Al finalizar ambas comparecieron conjuntamente ante la prensa. Celaá calificó la reunión como “muy cordial y de muchísimo fondo. Una reunión de trabajo, no protocolaria” en la que se había hablado con “sinceridad”.

Por su parte, Lucas coincidió en tildarla de “muy cordial” y aseguró que había puesto encima de la mesa “los problemas que nos preocupan en Castilla y León y la reivindicación de que nuestra Comunidad participe en el desarrollo rector de las normas que nos afectan”. Así, añadió, se planteó la necesidad de establecer puentes de coordinación y colaboración entre el Ministerio y la Consejería.

Así, además de la EBAU, Lucas reclamó una “reforma” de la norma que regula la Formación Profesional Dual para dotarla de mayor flexibilidad para que se “acompase al tejido industrial de nuestra comunidad”, algo a lo que, según dijo, la ministra se mostró “receptiva”.

Según explicó la consejera, no todas las regiones tienen el mismo tipo de industria con las mismas características, de tal forma que a su juicio “tiene que haber una norma general” que apueste por la digitalización y las competencias que necesitarán los trabajadores del futuro, pero que al mismo tiempo permita adaptarse a los “aspectos peculiares” de cada territorio. Según explicó, esa es “una demanda que plantea sector industrial a todas las administraciones públicas” y un “tema fundamental” que exige “colaborar intensamente con el ministerio”.

Elección de centro

Otro de los asuntos que la consejera sacó a colación durante la reunión fue el de la reforma de la Lomce anunciada por la ministra. En este punto la postura de Lucas es la del respecto de los “derechos constitucionales”, entre ellos el de la “libertad de elección de centro”. A su juicio, “una vez aclarado y explicados” esos “principios rectores”, Castilla y León lo que quiere es que cuando se introduzca cualquier modificación se tengan en cuenta “las características de Castilla y León y la dispersión geográfica del alumnado”.

Además, dijo, desde su punto de vista es fundamental que la ley educativa vaya “acompañada de una memoria económica” y que aborde asuntos como la educación gratuita de cero a tres años, un tema al que “progresivamente” la Consejería irá dedicando su “atención”, dijo.