VALLADOLID - EDUCACIÓN
Jueves, 18 de Noviembre de 2021

Un congreso internacional sobre polímeros celulares premia un proyecto del Laboratorio CellMat de la UVa

ICAL - El trabajo presenta un proceso para fabricar polímeros nanocelulares trasparentes sin necesidad de un pos procesado, lo que abre la puerta a un posible uso en varias aplicaciones industriales

Un proyecto del Laboratorio CellMat de la Universidad de Valladolid fue seleccionado como el mejor trabajo en el congreso internacional más importante del año en el campo científico de los polímeros celulares, de gran importancia en el sector industrial. En concreto, el trabajo premiado desarrolla un proceso que permite fabricar polímeros nanocelulares trasparentes con varias aplicaciones potenciales en diversos sectores industriales.

Este nuevo proceso genera polímeros de baja densidad y elevada transparencia a través de una ruta de proceso más sencilla y directa que las existentes en la literatura científica previa, según informó, a través de un comunicado, la Universidad de Valladolid.

El trabajo premiado en la 18 edición del International Conference on Advance in Foam Materials&Technoloy 'FOAMS 2021', organizado por Thermoplastic Materials and Foams Division of the SPE (División de Termoplásticos y espumas de la Sociedad de Plásticos e Ingeniería de Estados Unidos) y celebrado en septiembre, fue presentado por la doctora Judith Martín de León. Los coautores del trabajo han sido Victoria Martín de León y Miguel Angel Rodríguez Pérez, miembros del Laboratorio CellMat de la Universidad de Valladolid.

En este mismo congreso participan compañías (Dow Chemical, Sabic, Brasken o Inneos) y centros de investigación punteros en este campo como las universidades de Toronto, Washington, Cambridge, Kyoto, Sahndong, Nápoles, Bayreuth, Taiwán o Valladolid.

Precisamente, el Laboratorio CellMat fue el primero en crear polímeros nanocelulares, con tamaños de celda en la escala nanométrica y transparentes. Hasta hace bien poco se pensaba que generar estos materiales no era posible porque la presencia de la estructura celular interna daba lugar a una fuerte opacidad del material celular incluso si el material de partida era transparente. Esta propiedad, junto con la elevada capacidad de estos materiales como aislantes térmicos, puede ser usada por ejemplo en las ventanas, ya que el vidrio es transparente pero no aísla térmicamente. Estos nuevos polímeros podrían utilizarse para construir ventanas con gran aislamiento térmico, entre otras aplicaciones.