Leticia Pérez /ICAL - La consejera de Educación, Rocío Lucas, informa de las actividades que tendrán lugar en julio enmarcadas en el programa para la ‘Mejora del Éxito Educativo’
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Viernes, 26 de Junio de 2020

Las clases de refuerzo en julio se extienden a los alumnos de Sexto de Primaria y Segundo de Bachillerato y se añade la asignatura de Inglés

ICAL - El Programa para la Mejora del Éxito Educativo se impartirá en 93 centros de la Comunidad, tanto públicos como concertados

Las clases extraordinarias de refuerzo en julio, enmarcadas en el Programa para la Mejora del Éxito Educativo, que habitualmente son solo para los alumnos de Cuarto de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria) se extienden este año a los alumnos de Sexto de Primaria y Segundo de Bachillerato. Además, junto a las materias tradicionales de Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas, se añade este curso la asignatura de Inglés, con carácter experimental. El programa estival, que será entre el 6 y el 31 de julio, se impartirá en 93 centros de la Comunidad, tanto públicos como concertados.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, justificó estas novedades por el curso escolar atípico, motivado por la crisis sanitaria del COVID-19, que ha provocado que la actividad lectiva se haya desarrollado de forma no presencial durante el último trimestre, lo qua ha provocado "desequilibrios". Por ello, la Junta de Castilla y León considera necesario adoptar medidas dirigidas al alumnado que finaliza etapa y favorecer su adecuada promoción a través del refuerzo educativo. Además, consideró que este tipo de programas permite mejorar la calidad del sistema educativo y permitir que los resultados de los alumnos de la Comunidad en PISA y otras evaluaciones internacionales estén por encima de la media nacional y la OCDE.

De este modo, se van a implementar, con carácter experimental, clases de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas e Inglés para el alumnado de Sexto curso de Educación Primaria que necesite fortalecer el proceso de aprendizaje para mejorar sus resultados escolares de cara a afrontar la Educación Secundaria con éxito. Esta medida, con una duración de una hora diaria de lunes a viernes para cada una de las  áreas anteriores, se desarrollará en 53 colegios de la Comunidad. El alumnado será propuesto por el centro y su participación autorizada por padre, madre o representante legal antes del 30 de junio.  

Por su parte, la implementación, también de forma experimental, de clases extraordinarias fuera del período lectivo al alumnado de Segundo de Bachillerato. Preparación de pruebas extraordinarias’, tiene como finalidad que el alumnado que haya suspendido en junio Lengua Castellana y Literatura lI, Matemáticas II, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales II o Inglés II pueda alcanzar los conocimientos necesarios para superar las pruebas extraordinarias.

Esta medida, con dos horas diarias de lunes a viernes para cada una de las materias –excepto en Inglés, que será una hora-, se desarrollará en 40 institutos de la Comunidad.

Estas nuevas acciones se unen así a la que tradicionalmente se ha desarrollado durante el mes de julio en las aulas de la Comunidad al alumnado de Cuarto de la ESO. En este caso, se mantienen las dos horas de duración de Lengua Castellana y Literatura, dos horas de Matemáticas, y una de Inglés durante las mañanas de lunes a viernes en 52 centros de la Comunidad.

Todas las clases serán impartidas por maestros y profesores especialistas en las materias señaladas anteriormente, procedentes de los propios centros o contratados específicamente para desarrollar estas medidas.

Resultados de alumnos

Rocio Lucas subrayó que los datos de la evaluación de los resultados en el curso 2018-2019 indican que el porcentaje del millar de alumnos que participaron en estas clases de julio y que aprobaron Lengua Castellana y Literatura fue un 17,3 por ciento mayor que los que no participan. En el caso de Matemáticas, supuso un 17,4 por ciento mayor el de los inscritos, que entre los no acudieron a las clases de refuerzo.

Además, valoró que el programa ha contribuido a que un número importante de alumnos promocionen, siendo durante el curso 2018-2019, un 6,4 por ciento mayor el porcentaje de promoción en los que han participado en ella, frente a los que estando en condiciones de participar no lo hicieron.

En este sentido, resaltó que tanto las familias como el profesorado valoran estas clases extraordinarias voluntarias y gratuitas. En concreto, el 89,8 por ciento de los docentes que participa en la medida la considera eficaz y el 82,3 por ciento de las familias confía en la eficacia del programa pionero, que se puso en marcha en el curso 2007-2008.