FS /ICAL - Abandono de la Formación Profesional (10cmx10cm)
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Sábado, 6 de Julio de 2024

Castilla y León se sitúa como la tercera comunidad con mayor abandono de los estudios de FP de grado medio y superior

C. Tabernero - Uno de cada tres alumnos de grado medio deja sus estudios de Formación Profesional, un porcentaje que crece hasta el 43,7% si se trata del grado básico, y son más los hombres los que abandonan

Castilla y León es la tercera comunidad autónoma con un mayor porcentaje de abandono de los estudios de Formación Profesional en grado medio y superior. Y es que uno de cada tres alumnos que se matriculan en la FP de grado medio deja esta formación durante los cuatro primeros años desde su ingreso, un porcentaje que decrece en el caso de los grados superiores, donde se sitúa en el 23,3 por ciento, y que aumenta en el grado básico hasta el 43,7 por ciento, si bien en este último caso, la comunidad castellana y leonesa se queda en el quinto lugar dentro de la clasificación de las autonomías según el grado de abandono de los estudios de FP.

Así lo arrojan las cifras del informe ‘El abandono de la FP en datos’, elaborado por CaixaBank Dualiza a partir de las estadísticas del seguimiento educativo y del rendimiento académico del alumnado que accede a la Formación Profesional, difundidas por el Ministerio de Educación, y que sitúan a Castilla y León como una comunidad donde el abandono de los estudios de FP es siempre mayor a la media nacional, independientemente del grado.

En el superior, y según los datos consultados por Ical, el porcentaje de alumnos que deja sin acabar sus estudios de Formación Profesional se eleva hasta el 23,3 por ciento, cuatro puntos y medio más que la media del conjunto del país (18,8 por ciento) y solo por debajo de Aragón (24,3 por ciento) y la Comunidad Valenciana (24,1 por ciento), excluyendo a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que cuentan con el porcentaje más alto de abandono en los tres niveles de FP en España.

En grado medio, Castilla y León vuelve a ocupar el tercer lugar con un 33,1 por ciento de tasa de abandono. El liderazgo, en este caso, pertenece a Canarias, donde el porcentaje se eleva hasta el 39,1 por ciento, mientras que Madrid se queda en segundo lugar con un 34,5 por ciento. Castilla y León vuelve a superar, en este caso, la media nacional en casi dos puntos y medio, ya que en el conjunto de España, la tasa de abandono de los estudios de FP de grado medio se sitúa en el 30,7 por ciento.

La comunidad castellana y leonesa reduce su posición en relación al grado básico, aunque sigue dentro del ‘top 5’ nacional negativo con un abandono del 43,7 por ciento, apenas dos puntos por encima del conjunto del país (41,7 por ciento), y por debajo tanto de Madrid y Asturias (49,5 por ciento), como de Canarias (45,4 por ciento) y Aragón (43,8 por ciento). En todo caso, la premisa de un abandono mayor cuanto menor es el nivel de la FP se repite en toda España.

Mayor abandono entre los hombres

Si se atiende al sexo del alumnado, los hombres abandonan más sus estudios de FP que las mujeres como norma general, tanto en Castilla y León como en el conjunto del país. De hecho, la diferencia de abandono entre hombres y mujeres en la Comunidad es menor que la media nacional, principalmente en grado medio, donde dejan sus estudios de Formación Profesional un 6,4 por ciento más de hombres que de mujeres en Castilla y León, frente a la media de España, del 8,8 por ciento, más de dos puntos por encima.

La diferencia se reduce en los estudios de grado superior, donde el abandono medio nacional es mayor entre los hombres hasta un 6,6 por ciento, frente al 5,7 por ciento de diferencia en Castilla y León. Aún menor es la divergencia en la FP de grado básico, donde los hombres abandonan los estudios un tres por ciento más que las mujeres en la Comunidad, frente al 3,5 por ciento de media nacional. De hecho, en regiones como Aragón (3,2 por ciento) o Extremadura (0,1 por ciento) abandonan más mujeres que hombres estos estudios.

Si se atiende al porcentaje de éxito, es decir, el de titulación tras cuatro años de estudio, el alumnado extranjero presenta peores porcentajes que el nacional. En concreto, se titulan un 14 por ciento más de estudiantes españoles en grado básico, en la media nacional (13,9 por ciento); un 13,9 por ciento en grado medio, por debajo del conjunto de España (17,6 por ciento); y un 21,4 por ciento más en grado superior, casi tres puntos por encima de la media nacional, del 18,5 por ciento.

De hecho, el alumnado extranjero que se matricula y titula en estudios de Formación Profesional en Castilla y León está por debajo de la media del conjunto de España en los tres niveles: alcanza apenas un 36,3 por ciento en grado básico frente al 37,4 por ciento nacional, llega hasta el 43,8 por ciento en grado medio pero se sigue quedando casi dos puntos por debajo de la media del resto del país (45,5 por ciento) y se sitúa en el 46,6 por ciento en el grado superior, muy por debajo del conjunto de España (56,4 por ciento).

Por último, apenas existen diferencias en Castilla y León en la titulación tras cuatro años entre centros públicos y privados o concertados salvo en grado medio, donde existen más de cinco puntos de divergencia entre la titulación en centros públicos (54,9 por ciento) y privados (60,2 por ciento). En grado medio apenas hay tres décimas de diferencia a favor de los centros públicos (48,4 por ciento) y, en grado superior, la tendencia se invierte por poco más de dos puntos (68,1 por ciento de titulación en centros privados o concertados y 65,9 por ciento en centros públicos).

Más titulación ante mejores resultados en la ESO

El estudio de CaixaBank Dualiza establece también parámetros del abandono que indican que existe una mayor tasa en el primer curso, especialmente en los grados básico y medio, y una correlación con los resultados en etapas anteriores del sistema educativo, ya que cuantos mejores resultados se han obtenido en la ESO, existe una menor tasa de abandono y al revés: ante peores resultados en Secundaria, se dejan antes los estudios de FP.

Además, el estudio también establece correlaciones de abandono y población ocupada con bajo nivel educativo, ya que en las comunidades donde esta última realidad se da, se tiende más a dejar los estudios de FP; y entre el grado de ocupación en el sector servicios o en la industria. Y es que cuanta más población hay trabajando en el tercer sector, más se deja la Formación Profesional, situación que se da a la inversa si la comunidad tiene un alto grado de trabajadores ocupados en la industria.

Tras realizar todo el análisis, CaixaBank Dualiza emite una serie de recomendaciones que incluyen una planificación estratégica de la oferta formativa de FP, la evaluación sistemática de los datos de abandono, el desarrollo de acciones para impulsar la Formación Profesional con una dotación económica “adecuada”, la garantía de un acceso equitativo, la simplificación de los procedimientos de inscripción y matrícula, la dualización de la oferta, el impulso de los centros integrados de FP y la reducción de la ‘ratio’ profesor-alumno.

En cuanto a la orientación académica y profesional, también se recomienda a las comunidades y los centros dotar a los alumnos de una orientación “individualizada, eficaz y continuada”, establecer protocolos de coordinación y colaboración con los centros de ESO y desarrollar acciones de información sobre los estudios de FP. Finalmente, se recomienda establecer protocolos para una detección temprana del alumnado en riesgo de abandono, una individualización de los procesos de enseñanza, la flexibilización del currículo y la duración de los ciclos de Formación Profesional, el fomento de las políticas formativas y laborales con una orientación a la práctica profesional y el desarrollo de acciones para el fomento de la implicación de las familias.