VALLADOLID - EDUCACIÓN
Sábado, 20 de Noviembre de 2021

Castilla y León movilizará más de 7 millones en 2022 y 2023 para impulsar la transferencia del conocimiento entre universidad y empresas

ICAL - El nuevo TCUE se estructura en tres pilares, con 14 medidas y más de 5.000 acciones o beneficiarios

El Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad - Empresa (TCUE) 2021 – 2023 movilizará 7,18 millones de euros y se estructurará sobre tres pilares, que impulsarán 14 medidas para superar las 5.000 acciones o beneficiarios.

El proyecto del nuevo TCUE, analizado por Ical, programa actividades hasta el 31 de octubre de 2023, y representa “un compromiso de apoyo a la innovación, al emprendimiento universitario y a la repercusión social de la ciencia y del trabajo de nuestros investigadores universitarios”, según fuentes del Ejecutivo regional.

Este plan, se enmarca dentro de la Estrategia de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León 2021-2027, y “mira hacia el nuevo período de programación de Fondos Europeos (2021-2027).

Su contenido se articula en torno a tres grandes pilares sobre “Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa-Sociedad”; “Emprendimiento Universitario Innovador”, “Cultura Científica y Difusión de la de la Comunidad Autónoma”.

Pilares

Un análisis detallado indica que el primer pilar contempla seis medidas dirigidas a la actualización de planes estratégicos; implementación de programas de formación; explotación de los resultados de investigación; espacios para la innovación y la experimentación; participación en redes y plataformas; y una lanzadera universitaria de proyectos.

En cuanto al segundo pilar, implementará cuatro medidas con talleres de emprendimiento innovador y creación de empresas; economía social, identificación de retos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y participación en redes; programas de movilidad y formación dual; y el campus emprendedor, un vivero de promotores empresariales y bolsas de proyectos interdisciplinares.

El último pilar gira sobre tres medidas para el impulso de una red de unidades de cultura científica; la divulgación de la ciencia regional y la promoción de las vocaciones científicas en niveles preunivesitarios; la difusión de la gestión de la transferencia en la comunidad universitaria, y un programa de ciencia abierta.

Objetivos

El plan incluye unos indicadores de seguimiento de cada uno de los pilares. El primero sobre transferencia de conocimiento prevé superar las 2.800 acciones o beneficiarios, con 1.500 nuevos proyectos o contratos de colaboraión univesidad empresas en materia de I+D+i y consultoría; y medio millar de empresas que cooperen con las instituciones académicas. Asimismo, cabe destacar que el nuevo TCUE quiere lograr 250 prototipos y pruebas de concepto elaborados; otros tantos proyectos con empresas presentados a convocatorias públicas nacional e internacionales; o 150 solicitudes de protección de derechos de propiedad industrial e intelectual ante organismos de todo tipo, entre otros.

En cuanto al segundo pilar, de emprendimiento, apunta a casi 850 retos, que incluyen 500 emprendedores universitarios asesorados, con el compromiso de un “seguimiento de género”. Asimismo, se contempla asesorar a 150 emprendedores del ámbito de las humanidades, las ciencias sociales; a identificar un centenar de ideas de empresas; así como crear 50 actividades empresariales en el entorno de las universidades.

Por último, en el eje de cultura científica, se prevé la participación de 1.500 personas en el programa, también con un seguimiento de género, así como 16 talleres, y jornadas divulgativas de la ciencia en centros educativos y entidades de carácter social; y cuatro personas dedicadas a esas tareas.

Financiación

Por lo que se refiere a la financiación, del importe global de 71,8 millones de euros, se movilizarán 3,83 en 2022 y 3,34 en 2023. La Dirección General de Universidades e Investigación (DGUI) gestionará 5.710.430 euros que incluyen una cofinanciación FEDER del 50 por ciento. Por su parte, la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (FUESCYL), aportará los 1.472.000 euros restantes.