SALAMANCA - EDUCACIÓN
Martes, 15 de Septiembre de 2020

El Ayuntamiento de Salamanca cede a tres centros educativos el uso del pabellón de La Alamedilla para facilitar el cumplimiento de las medidas sanitarias

ICAL - Se trata de los colegios 'San Juan Bosco' y 'Rufino Blanco' y del IES 'Martínez Uribarri', que usarán las instalaciones para sus clases de Educación Física y para el recreo de uno de los grupos

El Ayuntamiento de Salamanca anunció este martes, 15 de septiembre, la cesión a tres centros educativos de la ciudad del uso del pabellón de La Alamedilla, con el objetivo de que colegios e institutos cumplan con los aforos y la distancia de seguridad que incluyen las medidas sanitarias para evitar los contagios por coronavirus COVID-19 en los centros educativos salmantinos.

En concreto, la cesión se realizó al Centro Educativo de Educación Infantil y Primaria 'San Juan Bosco' y al Instituto de Educación Secundaria 'Martínez Uribarri' para el uso de las instalaciones para las clases de Educación Física, mientras que el Colegio 'Rufino Blanco' también se acogió a la cesión para emplear el pabellón en el recreo de los alumnos de quinto curso de Educación Primaria, informó el Ayuntamiento de Salamanca. 

Para el uso de las instalaciones por parte de los diferentes centros, se establecieron turnos en diferentes franjas horarias. Además, en todo momento se aplicará el protocolo sectorial de la Junta de Castilla y León para el sector educativo a efectos de aforo, restricciones y regímenes de uso. Dicho protocolo establece que los alumnos irán siempre acompañados por un profesor responsable que garantice la distancia de seguridad y el uso de desinfectante y gel hidroalcohólico para el acceso a las instalaciones.

Cada grupo entrará por la puerta de entrada normal de acceso al pabellón. Todos sus integrantes llevarán mascarilla, siempre que por su edad sea obligatoria, y la puerta del pabellón quedará abierta durante todo el proceso, a efecto de que no sea tocada por ninguna persona de fuera de la instalación.

Todos los escolares harán el recorrido hasta la pista sin tocar ninguna pared, bordillo, pasamanos ni ningún otro elemento de la instalación que no sea el estrictamente necesario. En la pista, los alumnos estarán a las órdenes del profesor responsable, quien garantizará que estos guardan la conveniente distancia de seguridad. No se podrán utilizar los vestuarios para cambios de ropa y los abrigos y mochilas serán dejados en una zona acotada de acceso a la pista.

Para el uso de aseos, se habilitó un vestuario de uso individual en caso de necesidad, que dispone de dos cabinas en extremos, separadas, una para niñas y otra para niños. El baño permanecerá abierto durante la sesión y cuando termine la clase se procederá a su limpieza por parte del personal de la instalación. Acabada la clase, los alumnos y el profesor acompañante se desinfectarán las manos en el mismo punto de entrada y saldrán por una puerta distinta a la del acceso inicial.