Ricardo Ordóñez /ICAL - El alcalde Burgos, Daniel de la Rosa, y el rector de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos, firman el protocolo de actuaciones entre el Ayuntamiento de Burgos y la Universidad de Burgos relativo al Campus de La Milanera
BURGOS - EDUCACIÓN
Miércoles, 20 de Julio de 2022

El Ayuntamiento de Burgos y la UBU rubrican un protocolo para materilizar la cesión de terrenos en La Milanera

ICAL - Recoge las cesiones de parcelas otorgadas a la UBU, y el interés de la Universidad por los suelos incluidos en el sistema general universitario QG-2 y el de otra parcela frente al edificio de I+D+

El Ayuntamiento de Burgos y la Universidad de Burgos (UBU) rubricaron hoy un protocolo de actuación para la realización de actuaciones necesarias para la expansión y desarrollo del Campus de La Milanera. Materializaron así las cesiones de parcelas del Ayuntamiento a la Universidad ya recogidas en los convenios firmados en marzo de 2008 y en el mismo mes de 2015. El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, y el rector de la UBU, Manuel Pérez Mateos, fueron los encargados de llevar a cabo esta firma, que tuvo lugar en el Salón de Jueces del Consistorio.

Según indicó el primer edil durante su comparecencia ante los medios, el objetivo de este protocolo era establecer las actuaciones a realizar para resolver las dificultades existentes y poder culminar la efectiva transmisión de las parcelas cedidas por el consistorio a la UBU con el fin de configurar el Campus Universitario en esa zona de la ciudad e integrarlo dentro del conjunto del campus del Hospital del Rey. 

Igualmente, el citado protocolo recoge la disposición del consistorio burgalés por satisfacer el interés de la Universidad de Burgos por los terrenos incluidos en el Sistema Universitario QG-2, que están pendientes de transmitir, así como el de la parcela colindante a la que se encuentra frente al edificio de I+D+i de la UBU, cuya cesión municipal ya estaba realizada.

Esta firma permitirá a la Universidad desarrollar en este espacio los servicios que ya tienen planificados y corresponder a la idea de ampliar los usos universitarios en la ciudad, para convertir a Burgos en una “ciudad universitaria referente”, tal y como defendió De la Rosa. 

Por su parte, el rector Pérez Mateos destacó que la firma de este protocolo supone “una nueva confirmación de la voluntad del Ayuntamiento por apoyar a la Universidad de Burgos, que es la universidad pública de todos”. En esta línea, quiso agradecer al alcalde su “sensibilidad” con la institución académica, consciente de que este impulso municipal tiene como objetivo que la UBU refuerce su contribución al desarrollo económico y social y al progreso de la ciudad”.

El crecimiento de las preinscripciones, el fortalecimiento de la estructura universitaria, el avance en el posicionamiento en rankings de la UBU y su creciente aumento reputacional, la capacidad de atracción de investigadores y las necesidades de laboratorios y aulas que conlleva la implantación de nuevas titulaciones y la falta de plazas residenciales para estudiantes de fuera de Burgos son algunas de las razones que aportó el rector para justificar la “oportunidad” de contar con suelo en el que desarrollar infraestructuras que no frenen el crecimiento de la Universidad de Burgos.

Dos son las parcelas de las que ahora se materializa su cesión. Una de ellas, con más de 100.000 metros cuadrados, tal y como destacó el rector, se ubica tras la fachada trasera de la Escuela Politécnica Superior de La Milanera, limitando al sur con el río Arlanzón, al oeste con el antiguo recinto ferial de La Milanera y al este con la Avenida de la Universidad. 

En ella, según apuntó Pérez Mateos, se pretende desarrollar el “anhelado” proyecto de Colegio Mayor, la construcción de aularios para los nuevos grados de Ingeniería de la Salud, Diseño de Videojuegos, Psicología y Ciencias Gastronómicas, la implementación de instalaciones deportivas o la expansión de la EPS en sus grados de ingenierías. Además, les permitirá “atender las necesidades de la Facultad de Educación con la creación de un gimnasio y de un aula polivalente en el campo de fútbol anexo a la Facultad”, tal y como apuntó el rector.

La segunda parcela objeto de cesión se encuentra frente a la Facultad de Educación y entre la calle Sorbona y la Avenida de la Universidad y tiene una extensión de, aproximadamente 6.000 metros cuadrados. En ella, los planes de la Universidad de Burgos pasan por levantar un edificio dedicado a la investigación que acoja el Centro de Investigación en Patógenos Emergentes y Salud Global, el Centro de Investigación en Química Avanzada, así como el desarrollo de actividades de divulgación de la actividad investigadora y cultura científica o la custodia y exposición de materiales del Laboratorio en Evolución Humana, ámbito en el que señaló el rector, “la Universidad de Burgos cuenta actualmente con 26 investigadores, más incluso de los que trabajan en el CENIEH”, afirmó Pérez Mateos. 

Financiación para infraestructuras

“Son muchas las necesidades que tenemos y poca disponibilidad. Esta cesión que hoy visibilizamos es de gran importancia para la UBU”, valoró el rector de la institución universitaria, quien reiteró la necesidad de contar con financiación para nuevas infraestructuras. Una petición que aseguró que ya ha trasladado tanto al alcalde de Burgos, como a la consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas. 

“La UBU, por una parte necesita equilibrar su presupuesto a la media del resto de las tres universidades de Castilla y León; y por otra parte, necesitamos mayor financiación en infraestructuras”. A preguntas de los medios acerca de cuál fue la respuesta de la consejera, Pérez Mateos señaló que Lucas es “consciente” que la UBU tiene en concreto “necesidades mayores que otras, en comparación”, y que había trasladado su compromiso a estudiar la situación y ofrecer una respuesta “en breve”.