Eduardo Margareto /ICAL - La ministra de Educación, Pilar Alegría y la consejera de Educación, Rocío Lucas, inauguran el Aula del Futuro en el Centro de Formación del Profesorado e Innovación Educativa (CFPIE) de Valladolid
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Viernes, 30 de Septiembre de 2022

(Ampliación) Castilla y León cierra el "círculo" de la innovación educativa con 15 aulas de formación en nuevas metodologías para el profesorado

ICAL - La ministra de Educación y la consejera del ramo inauguraron hoy el Aula del Futuro del CFPIE de Valladolid, situado en La Rondilla

Castilla y León cierra el “círculo” de la innovación educativa con el despliegue de 15 aulas de formación para el profesorado, con el objetivo de que incorporen nuevas metodologías de aprendizaje como el invertido, el colaborativo o el basado en proyectos o competencias. Se trata de una iniciativa que se inició entre 2015 y 2016 y que ahora se completa con la dotación de un Aula del Futuro en Valladolid, en el que han participado varias empresas, entre ellas Samsung, en su equipamiento tecnológico.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, y la consejera de Educación, Rocío Lucas, asistieron hoy a la inauguración del Aula del Futuro en el Centro de Formación del Profesorado e Innovación Educativa (CFPIE) de Valladolid, situado en el barrio de La Rondilla.

Su equipamiento contó con 20.000 euros de Samsung a los que se unieron otras aportaciones -Federico Giner, Smart Technologies, IT3D, Robotix y la Fundación Vodafone-, hasta alcanzar los 25.000. A ello se añaden otros 30.000 de la Comunidad y la coordinación del departamento ministerial. Por ello, la consejera destacó la importancia de la colaboración entre administraciones, pero también la público-privada, de la que el centro de Valladolid es el "mejor exponente”.

Rocío Lucas anunció que la actividad en este centro arrancará muy pronto “con tres actividades de formación: una centrada en la educación infantil, la experimentación y la creación con robots; otra sobre la transformación del proceso enseñanza aprendizaje y por último un grupo de trabajo para la creación de proyectos en el aula del futuro".

En concreto, los proyectos elegidos son ‘En Educación Infantil experimentamos y creamos con robots, en el Aula del Futuro’, que surge ante la necesidad de dotar de recursos pedagógicos para la programación y el uso de la robótica en clase.

Asimismo, comenzará a funcionar el grupo de trabajo ‘Creación de proyectos en el Aula del Futuro’, dirigido al profesorado de cualquier etapa educativa; y el curso ‘Transformamos el proceso de enseñanza-aprendizaje con el Aula del Futuro’, que permitirá realizar un análisis de las necesidades concretas de cada colegio para, posteriormente, diseñar un espacio adecuado.

Con esta nueva aula, la Comunidad cuenta ya con 15 espacios de formación y aprendizaje "flexible", uno en cada Centro de Formación del profesorado e Innovación Educativa (CFIE), en el Centro de Formación del Profesorado en Idiomas, en el Centro Superior de Formación del Profesorado y en el de Recursos y Formación del Profesorado en TIC -este lo comparte con el CFIE de Palencia al estar ubicados en el mismo edificio-. Desde su puesta en marcha, la Consejería de Educación ha invertido en ellos 500.000 euros, 300.000 en obras y 200.000 en equipamiento.

Medios y reconocimiento al profesorado

Por su parte, la ministra de Educación destacó que España cuenta con 140 espacios donde los profesores pueden adquirir esas nuevas metodologías activas, mayoritariamente vinculadas al sector tecnológico. De ellos, 45 cuentan con el sello de Aula de Futuro, de los que el último que se otorgó es al Colegio Nuestra Señora de la Piedad de Herrera de Pisuerga, en Palencia.

Pilar Alegría aprovechó su intervención en el CFIE de Valladolid para hacer una defensa de la colaboración público-privada, así como entre administraciones para el impulso de estos espacios, que ahora son un “aula nodriza”, pero que a su juicio en el futuro se parecerán a la mayoría de clases. Admitió que quizá se tarden todavía “muchos años” porque introducir las metodologías activas, basadas en competencias, como la digital, requerirá de un tiempo. 

“Hoy en nuestras escuelas y aulas se está definiendo nuestro propio futuro”, dijo la ministra, quien destacó que esto es posible gracias a la “implicación" y el “buen trabajo” de los docentes, ya que remarcó que sin ellos este cambio sería “imposible”. Además, expresó la “obligación” y “responsabilidad” de las administraciones de mejorar los medios con los que trabajan ya que recordó se encargan de la educación y la formación de los jóvenes.