VALLADOLID - EDUCACIÓN
Martes, 11 de Junio de 2019

Un total de 27.297 estudiantes de Castilla y León requirió apoyo educativo el pasado curso, el 8,4% del total

ICAL - Los casos de discapacidad y trastornos graves afectan a 8.185 alumnos y las altas capacidades a 1.186

Un total de 27.297 estudiantes de enseñanzas no universitarias recibió apoyo educativo como consecuencia de presentar alguna necesidad específica en el curso 2017-2018 en Castilla y León, una cifra que representa el 8,4 por ciento, ocho décimas por encima del conjunto de España (623.268), según las estadísticas del Alumnado con Necesidad Específica de Apoyo Educativo elaboradas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional junto a las comunidades autónomas.

Entre los 27.297 alumnos con apoyo educativo, casi tres de cada diez (8.185) lo recibieron por necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad o trastorno grave, 742 (2,71 por ciento) por altas capacidades intelectuales, 1.186 (4,34 por ciento) por integración tardía en el sistema educativo y 17.184 (62,95 por ciento) por otros motivos, entre ellos, los trastornos del aprendizaje, los del lenguaje y la comunicación, y la desventaja socioeducativa.

Respecto a las comunidades autónomas, la Comunidad Foral de Navarra (19,7 por ciento ), Murcia (14,6 por ciento) y Baleares (14,4 por ciento) tienen las cifras más altas de alumnos que reciben este tipo de apoyo educativo, mientras que en el otro extremo se sitúan la Comunidad de Madrid (4,1 por ciento). Castilla y León (8,4 por ciento), se sitúa por encima de media nacional (7,8 por ciento).

Del total de los alumnos de Castilla y León con necesidades educativas especiales asociadas a una discapacidad o un trastorno grave, más del 66 por ciento de ellos, 5.408 se encuentra en colegios públicos,

Los trastornos graves de conducta, con 3.895 alumnos (47,58 por ciento), es la necesidad educativa más numerosa, seguida de la discapacidad intelectual con 1.788 (21,84 por ciento), de la discapacidad motora, con 951 (11,61 por ciento) y de los trastornos generalizados del desarrollo, con 847 (10,34 por ciento. Además hay 365 alumnos (4,45 por ciento) con discapacidad auditiva, 146 (1,78 %) con una discapacidad visual y 193 con plurideficiencia (2,35 por ciento).

En cuanto al alumnado integrado en ‘otras categorías’, que en la Comunidad asciende a 17.184 escolares, el 38,8 por ciento (6.669) sufre trastornos del aprendizaje, el 30,1 por ciento (5.180) trastornos del desarrollo del lenguaje y la comunicación, el 17,6 por ciento (3.038) está derivado de situaciones de desventaja socioeducativa, el 10 por ciento desconocimiento grave de la lengua (1.721) y el 3,3 por ciento (576) retraso madurativo.