VALLADOLID - EDUCACIÓN
Viernes, 5 de Abril de 2019

STECyL-i exige responsabilidades a la Junta y el centro por la presunta agresión sexual en un viaje de estudios a Portugal

ICAL - "Han sido culpabilizadas por abrir la puerta a cualquiera a las cuatro de la mañana”

La organización de mujeres de STECyL-i exigió hoy responsabilidades a la Junta y el centro de Segovia al que pertenecen las menores que presuntamente sufrieron una agresión sexual durante un viaje de estudios a Portugal. Además, expresó su "mayor" repulsa a que se culpabilice de lo sucedido por parte de unos jugadores de fútbol ingleses. "Lo que resulta alarmante es que en el centro educativo se haya decidido condenar públicamente a estas tres alumnas. Aparentemente, desde la dirección del centro se convocó a todo el alumnado y se presentó a las víctimas ante el resto para recriminarles públicamente su incumplimiento de las normas pasando por alto todo lo sufrido por estas niñas. Es más, han sido culpabilizadas por abrir la puerta a cualquiera a las cuatro de la mañana". En primer lugar, consideró "terrible" comprobar cómo se ha sometido a "escarnio" público a las menores. "Nos parece alarmante, además de parecer que estamos en la Edad Media, más que en el siglo XXI, en segundo lugar, se ha aprovechado el momento para recriminarles el incumplimiento de las normas, sin pararse a valorar la gravedad de lo acontecido y culpabilizando a las víctimas que han sido agredidas sexualmente". Asimismo, consideró "demoledor" el mensaje trasladado por la dirección del centro. Recordó que nadie ha recriminado la actitud de esos jugadores de fútbol que subieron a la habitación de tres menores con la intención de abusar de ellas. "Quizás ellas les invitaron, quizás ellas les abrieron la puerta, incluso igual ellas "tontearon" con esos hombres, pero en un momento de la noche quisieron que se fueran y las dejaran, pero en ese momento ellos no accedieron a sus ruegos. Nadie ha analizado la implicación de ellos, nadie se ha alarmado que adultos subieran a la habitación de menores, pero ellas sí que están en boca de todo el mundo", indicaron. Por ello, exigieron que se tomen medidas contra los hombres que abusaron de las niñas, pero también que se pidan responsabilidades a la Junta de Castilla y León que trató de minimizar los hechos calificándolos de "incidente escolar" y a la dirección del centro que ha abordado los mismos de una forma "muy poco sensible" con las víctimas.