PONFERRADA - EDUCACIÓN
Viernes, 5 de Abril de 2019

Un proyecto de estudiantes de Ponferrada para generar energía a través de la risa, premiado en el I Concurso Imagina tu Empresa

ICAL - La asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) y la Consejería de Educación han organizado el galardón

El proyecto ‘Rienergy’, diseñado por alumnas de 6º de Primaria del Colegio Concepcionistas La Inmaculada de Ponferrada (León), ha resultado ganador del I Concurso Imagina tu Empresa, convocado por la asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) y la Consejería de Educación para reforzar la motivación emprendedora, las vocaciones y el espíritu emprendedor entre los más jóvenes, acercando el mundo de la empresa a las aulas.

Ideado por Ariadna de la Fuente Ríos, Candela Rita Jáñez López, Inés Domínguez Morán y Marta López-Arias Arroyo bajo la coordinación de la profesora Beatriz Herrera Campazas, ‘Rienergy’ consiste en la fabricación y comercialización de un dispositivo que, a través de un casco especial, permite capturar la energía liberada con la risa y ser almacenada en un bidón que, a modo de batería, permite su utilización posterior.

Para ello, las alumnas ganadoras han proyectado una empresa con su organigrama y estructura, explicando el proceso de fabricación y comercialización de su producto e, incluso, ofreciendo un servicio posventa de mantenimiento de los dispositivos y atención al cliente.

El detalle en la descripción de la empresa y la originalidad de la idea emprendedora han sido dos de los aspectos destacados por el jurado de este concurso, con el que los alumnos de 5º y 6º de Primaria tenían que desarrollar un trabajo en el que explicasen la creación de su empresa ideal, independientemente de su viabilidad como negocio.

Junto al equipo ganador, el jurado también ha designado como finalistas los proyectos ‘Ceal’, de alumnos de 5º y 6º de Primaria del CRA Los Robles de Ledrada (Salamanca), y ‘Papercloth’, de estudiantes de 6º de Primaria del CEIP Pedro I de Tordesillas (Valladolid).

El primero ha sido ideado por Lucía Martín Sánchez, Raúl Aparicio Martín, Silvia Hernández Sánchez y Vega Cubino Martín bajo la supervisión de la profesora Samia Baida Gil, y consiste en una comercializadora de cerezas, con sus propios supermercados de venta, de la que han detallado inversión, ingresos, gastos y otros aspectos empresariales.

El otro proyecto finalista es una empresa que fabrica libros de tela reutilizables mediante lavado, con lo que contribuyen a proteger el medio ambiente al evitar la tala de árboles. Esta empresa ha sido imaginada por Paula Esteban de la Cruz Christian García Ortega, Darío Manjarres Álvarez, Irene Merillas Pérez, Pablo Valverde San José, bajo la coordinación de la profesora Belén Ullán Herrero, quienes han también diseñado un prototipo de su producto y elaborado una cuña de radio y video publicitario.

Además de estos premiados, el jurado de esta primera edición ha querido hacer una mención especial al proyecto de elaboración de jabones naturales “Enjabonava”, desarrollado por Elena Bermejo Hernández, Cristina de los Santos Fernández, Yasmín de los Santos Fernández, Víctor Domínguez García, Hugo García Domínguez y Bejamín Yagüe Valverde, alumnos de 5º y 6º curso del CRA Cañada Real de la localidad salmantina de Cantaracillo, bajo la dirección de su maestra tutora, María del Carmen Oreja Matín.

En este caso, el jurado ha valorado el hecho de que con este proyecto los alumnos han podido tener un contacto directo con la realidad empresarial, dado que han participado tanto en la fase de organización de la empresa, como en las de producción y comercialización de los jabones, que llegaron a fabricar y vender posteriormente a través de un mercadillo.

En total han sido más de 60 los proyectos presentados a este concurso, que complementa el programa ‘Empresa Familiar en las aulas’ desarrollado por EFCL y la Consejería de Educación para dar a conocer a los estudiantes el papel y relevancia de la empresa familiar en la economía y sociedad, sus valores, y promover vocaciones emprendedoras y empresariales entre los más jóvenes.

Este programa, pionero en España, se enmarca en la iniciativa ‘El Fruto de los Valores’ puesta en marcha por EFCL para difundir la contribución de la empresa familiar en su entorno y los valores característicos que definen a este tipo de compañías y a sus promotores y que están directamente relacionados con la educación, como son esfuerzo, constancia, compromiso, emprendimiento, liderazgo o responsabilidad.