VALLADOLID - EDUCACIÓN
Viernes, 22 de Marzo de 2019

La orden de bilingüismo de la Junta incluye “excepcionalmente” las matemáticas y amplía el plazo para que los docentes alcancen el nivel C1

ICAL - El Ejecutivo continuará adelante con la norma, que cuenta con el rechazo unánime de las organizaciones sindicales

La orden planteada por la Junta de Castilla y León para regular el bilingüismo durante la próxima década en la Comunidad contempla entre las principales novedades la inclusión “excepcionalmente” de las matemáticas como una de las asignaturas troncales que se impartan en lengua extranjera, además de que amplía en un año (hasta cinco) el periodo que tienen los profesores para obtener el nivel C1 de inglés. Así se ha trasladado este viernes en la Mesa Sectorial, donde se ha presentado esta propuesta que seguirá adelante a pesar de que cuenta con el rechazo de todas las fuerzas sindicales.

Según esta orden, la organización de las Disciplinas No Lingüísticas (DNL) podrá realizarse total o parcialmente en lengua extranjera. En este caso se impartirá íntegramente en el idioma de la sección “al menos el 60 por ciento de su horario semanal” y los contenidos serán seleccionados por los centros.

En cuanto a la ordenación de las secciones bilingües en Primaria, la orden recoge que se impartirán dos o tres DNL en todos los cursos de la etapa, seleccionadas por el centro, que tendrán que elegirse entre una o dos áreas del bloque de asignaturas troncales, preferentemente ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales, o Matemáticas “excepcionalmente”; y una o dos áreas del bloque de asignaturas específicas elegidas entre Educación Física, Plástica, Música y excepcionalmente Religión.

En el caso de las matemáticas, ocurre lo mismo en el caso del programa de secciones bilingües de ESO, ya que entre las troncales se propone que pueda elegirse entre Biología y Geología en primer y tercer curso, y Geografía e Historia o Matemáticas “excepcionalmente” a lo largo de todos los cursos.

Por su parte, el profesorado que actualmente imparte docencia en alguno de los programas bilingües regulados por esta orden tendrá que acreditar al menos un nivel C1 de inglés, que tendrá que alcanzar en un plazo máximo de cinco cursos académicos, en lugar de cuatro como estaba regulado hasta la actualidad.

La orden ya fue abordada en la Mesa Sectorial a principios de marzo, y las organizaciones sindicales presentaron un escrito de petición de retirada de la norma ya que “a ninguno nos convencía el documento” con el que se quieren regular las secciones bilingües de Castilla y León durante los próximos diez años. “Como no nos convencía, pedíamos su retirada”, recalcó Madruga, quien lamentó no haber dispuesto de este nuevo documento y de las modificaciones incluidas hasta el momento de la reunión de este viernes.

Madruga estimó que los cambios son “leves” porque retocan solo algunos aspectos. Ante su oposición al documento, las organizaciones sindicales no quisieron entrara a valorar “siquiera el articulado con las novedades presentadas” y se remitieron al escrito de retirada presentado porque “nos están metiendo la misma norma, pero un poco edulcorada”. Igualmente, lamentaron que este modelo se presente “al final de la legislatura” y tras un modelo de bilingüismo “que tampoco ha sido negociado y sin reconocimiento suficiente por parte de la Administración para el profesorado que está en las secciones bilingües”.

A pesar de esta oposición, se prevé que este documento sea llevado al Consejo Escolar y continúe con la tramitación pertinente antes de su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) antes de la conclusión de la legislatura. “La impresión es que lo están haciendo para dejarlo publicado y atado antes del final de la legislatura”, lamentó Madruga.