Miriam Chacón /ICAL - Jornada de Comunicación y Marketing Educativo de Escuelas Católicas
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Jueves, 8 de Febrero de 2018

Los medios abogan por profesionalizar la comunicación de los centros escolares, ser innovadores y transmitir información "veraz y transparente"

ICAL - Escuelas Católicas Castilla y León celebra la Jornada ‘Comunicación y Marketing Educativo’ para analizar la información “interesante” que un colegio puede transmitir

Los medios abogaron hoy por profesionalizar la comunicación de los centros escolares, ser innovadores en la información transmitida y que ésta sea “veraz y transparente”. Se trata de algunos consejos básicos que los directores de Diario de León, Joaquín S. Torné; el director de la agencia Ical, Luis Miguel Torres, y el periodista de TVE Castilla y León Óscar Herrero, trasladaron hoy en una jornada sobre ‘Comunicación y Marketing Educativo’ que Escuelas Católicas Castilla y León celebró en el Colegio San Agustín de Valladolid.

Así, Torres instó a los centros educativos a “no confundir comunicación con publicidad y muchas veces se tropieza en la relación con los medios”. A su juicio, es “importante” esa diferenciación y “tener claro el objetivo de lo que se pretende comunicar, no contar algo por contar, sino intentar desarrollar alguna acción”.

En este sentido, consideró necesario planificar las actuaciones y destacó que un hecho es “noticia” cuando se sale de lo cotidiano, como por ejemplo las medidas que lleve a cabo la dirección de un centro para luchar contra el acoso escolar, “lo cual puede tener encaje en un medio”. También apostó por ser “innovador y original” en acciones comunicativas, y diferenciarse del resto, por ejemplo, en la celebración del Día de la Paz, en la que todos los colegios suelen repetir los mismos acontecimientos. No obstante, aclaró que es necesario un “equilibrio” para que la novedad no “impida ver la esencia del mensaje”.

Por último, consideró positivo que los centros escolares tengan un interlocutor directo con los medios que agilice el funcionamiento del mismo a la hora de comunicar y, principalmente, cuando un periódico, radio o televisión está interesado en contactar con el colegio para desarrollar alguna información. “Muchas veces hay que hacer varias llamadas o te derivan a uno u otro departamento que ralentiza la situación”, expresó.

El director de Diario de León, Joaquín S. Torné, coincidió en este último punto con Torres e aconsejó profesionalizar este puesto de trabajo en un colegio. “No vale cualquiera. No hay que elegir de interlocutor al que le gusta leer el periódico o lee novelas”, ironizó, sino que es “básico” que esta labor la realiza un periodista que “conozca el día a día” de los medios, la agenda de esa jornada en la ciudad y que la convocatoria del centro no coincida con otras que le “pueden restar espacio mediático”.

También recomendó que cuando exista un “problema”, sea el propio comunicador el que informe para evitar que “se enquiste y aclararlo cuanto antes”. “Si yo ocupo un espacio hablando de mi, no lo ocupará otro hablando sobre mi. Y yo lo explicaré mejor que el otro, que lo hará distinto y seguramente más alejado a la realidad”, sostuvo.

“Veraz y transparente”

El periodista Óscar Herrero opinó que la política de comunicación de un centro escolar “no debe ser muy diferente al de una empresa” y debe transmitir, destacó, información “veraz, transparente e interesante” si se pretende conseguir un lugar en los medios. En la misma línea se mostró Torné, quien lo comparó con el agua, que “siempre busca una salida aunque tapes una gotera, igual que la verdad, que aunque se intente tapar saldrá por algún lado”.

Para concluir, Herrero consideró que la política de comunicación de un centro debe ser “continua y fluida, sin ser diaria, pero que no se quede solo en un evento anual”.