VALLADOLID - EDUCACIÓN
Viernes, 7 de Junio de 2019

La Junta muestra su satisfacción por el revuelo de la EBAU e insiste en acabar con el “problema de la discriminación”

ICAL - Fernando Rey apuesta por un modelo que homogenice el nivel a todos los alumnos, con independencia de su procedencia

El consejero en funciones de Educación, Fernando Rey, mostró su satisfacción hoy en Valladolid con el revuelo que se ha montado este año en torno a la EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad), sobre todo a raíz de la dificultad del examen de Matemáticas en la Comunidad Valenciana. “Estamos contentos porque, al menos, se plantea como un problema nacional. Y si es un problema, habrá que buscar una solución”, que, a su juicio, pasaa por acabar con la discriminación existente en unas pocas carreras universitarias.

Antes de participar en la Asamblea anual de Escuelas Católicas de Castilla y León, reiteró que la postura de la Junta es contar con un examen único, simultáneo y estatal. Eso sí, subrayó que pueden existir “otras opciones”. El consejero apostó por un modelo que evite la discriminación y, sobre todo, homogenice el nivel a todos los alumnos, con independencia de donde hayan nacido. No en vano, apuntó que es un derecho fundamental de todo español, a tener la misma educación.

Además, Fernando Rey precisó que el problema radica en unos pocos estudios ya que la tendencia es que haya más oferta de grados universitarios que estudiantes. De ahí que el “problema de la discriminación” se produzca, sobre todo, en carreras como dobles grados, Biotecnología y Medicina.