R. Valtero /ICAL - Presentación del Grado de Ingeniería Biomédica de la UVa
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Miércoles, 15 de Mayo de 2019

El grado de Ingeniería Biomédica de la UVa atenderá la demanda de Castilla y León, Aragón, Cantabria, Extremadura, La Rioja y Asturias

ICAL - Formará a profesionales en el ámbito de la salud y en contacto con biólogos, médicos y grupos de investigación para abordar nuevos retos en la mejora de la tecnología sanitaria

El rector de la Universidad de Valladolid (UVa), Antonio Largo Cabrerizo, presentó hoy la nueva titulación en Ingeniería Biomédica que se implantará el próximo curso académico 2019-2020 en el campus vallisoletano y que atenderá la demanda de este tipo de profesionales en Castilla y León, Aragón, Cantabria, Extremadura, La Rioja y Asturias. “Se viene a cubrir una laguna en este tipo de enseñanza superior con una gran demanda en la Comunidad y varias limítrofes”, señaló.

Las universidades más cercanas para cursar estos estudios se situaban hasta ahora en Madrid, Navarra, San Sebastián y Vigo, y que solo los ofertan 12 universidades públicas y tres privadas. Largo comentó además que en la UVa ya existen varios grupos de investigación, centros e institutos con proyectos interesantes en este ámbito. “Tenemos por tanto profesionales muy preparados en biomedicina para formar a futuros graduados en esta especialidad y todo ello además propiciará que haya un movimiento de investigadores entre varios países”, indicó.

El rector precisó que Ingeniería Biomédica es una de las ingenierías que ha contado con un mayor crecimiento en los últimos años y se trata de la disciplina que estudia y busca la aplicación de principios y métodos para entender, modificar o controlar sistemas biológicos, así como para diseñar y fabricar productos que sirvan para monitorizar funciones fisiológicas y asistir en el diagnóstico y el tratamiento de pacientes.

En la presentación, el rector estuvo acompañado por el consejero de Sanidad, Antonio Sáez, que agradeció a la Universidad de Valladolid la implantación del nuevo grado de Ingeniería Biomédica. “Forma parte de uno de los sectores de mayor desarrollo e impacto sobre la salud. Abarca una cualificación y profesionalización en aspectos muy diversos, que van desde las tecnologías de la información y la comunicación, muy importantes en la sanidad, junto al diagnóstico y tratamiento, no solo con las imágenes médicas si no también en su procesamiento”, apuntó.

En este sentido, consideró que los nuevos estudios tendrán un impacto positivo en los pacientes y usuarios de la sanidad de la Comunidad. “Esta profesión eclosionará en los próximos años y beneficiará a la estadística médica, la fisiología, la terapia celular y la medicina regenerativa entre las mayores innovaciones sanitarias, junto a la medicina personalizada y de precisión. Será trascendental para incorporar profesionales expertos en alta tecnología hospitalaria con el fin de aplicar nuevos tratamientos y más eficientes”, agregó.

Hueco en la oferta académica

Por su parte, el vicerrector de Ordenación Académica, Abel Calle, significó que el nuevo grado de Ingeniería Biomédica se concibió para “cubrir un hueco en la oferta académica y en base a una investigación de una veintena de grupos y centros tecnológicos relacionados con la medicina, a través de expertos que pueden aportar mucho a estudios y se trata de una apuesta muy enriquecedora”.

A su vez, el coordinador del grado Ingeniería Biomédica, Roberto Hornero, explicó que se trata de unos estudios con un gran desarrollo e innovadores. “Ayudarán a desarrollar diagnósticos médicos precisos y personalizados y contribuirá a que las terapias sean eficientes”, dijo. Además, destacó que procesos como los que llevan a cabo a través del ‘big data’ serán muy importantes en el ámbito de la salud en medicina y biologías especialmente. “Se trata de un grado atrayente inspirado en universidades importantes que lo tienen como Harvard, Washington, el Instituto Tecnológico de Georgia, la Universidad de Marcelona, la Pompeu Fabra y la Carlos III de Madrid”, arguyó.

Amplia formación

Los estudiantes del Grado en Ingeniería Biomédica se formarán en distintos ámbitos, desde el diseño y desarrollo de nuevas tecnologías en instrumentación y señales e imágenes médicas hasta ingeniería de tejidos y medicina regenerativa. Además se especializarán en procesado de señales e imágenes médicas; biomecánica; biomateriales e ingeniería de tejidos; bioelectrónica; instrumentación biomédica; sistemas informáticos y telemedicina; biotecnología y nanotecnología; ingeniería clínica; y gestión hospitalaria.

Como se explicó en la presentación se trata de una titulación con un gran futuro, al ser con diferencia la rama de la ingeniería que más crece, con un crecimiento medio de puestos de trabajo de un siete por ciento. “Dada la fuerte necesidad de formar a profesionales con conocimientos en biología, medicina, física, matemáticas e ingeniería, se espera atraer a numerosos alumnos, pues no existe ninguna titulación similar en el entorno”, concretó el rector de la UVa, Antonio Largo.

El Grado en Ingeniería Biomédica fomentará la interacción entre grupos de investigación de diversos ámbitos adscritos a las Facultades y Escuelas Técnicas de la Universidad de Valladolid, así como el Instituto de Biología y Genética Molecular; el Instituto en Oftalmobiología Aplicada; el Instituto de Neurociencias de Castilla y León; el Instituto de Investigación en Matemáticas; el Hospital Clínico Universitario; y el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. “Esta estrecha colaboración tiene como objetivo lograr la excelencia en formación e investigación interdisciplinar, que traslade sus resultados a la aplicación práctica de forma significativa y con impacto real en la sociedad”, explicó Largo Cabrerizo.

El número inicial de plazas por curso será de 40, “un cupo reducido para intentar lograr un alto grado de excelencia”, aseveró, al tiempo que añadió que en vista de las modalidades de bachillerato y familias profesionales preferentes para acceder al Grado en Ingeniería Biomédica sería recomendable “incluir como competencias idóneas dentro del perfil de ingreso que el alumno tenga una buena formación previa en ciencias básicas, que incluirían a matemáticas, física, química, biología e informática”.

Perfil del egresado

La finalidad del Grado en Ingeniería Biomédica es dotar a los graduados de una sólida formación científica y tecnológica, así como de las habilidades necesarias para aplicar sus conocimientos a problemas médicos reales y para participar en proyectos donde se apliquen los principios técnicos de la ingeniería en los campos relacionados con las Ciencias de la Salud.

Los conocimientos que se vertebran alrededor de la titulación permitirán a los egresados concebir, diseñar, evaluar, fabricar, comercializar, seleccionar, instalar y mantener diversas tecnologías para la comprensión, diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades. Asimismo, el Grado facilitará la investigación y la colaboración entre especialistas para aportar soluciones científico-técnicas y médicas

El perfil del Ingeniero Biomédico es el de un profesional con una cualificación muy elevada que trabaja en el sector de la I+D+i en una empresa, en un centro de investigación o en un hospital. Estos entornos tienen una importante componente internacional y es frecuente el movimiento de investigadores entre diferentes países.

Salidas profesionales

En la presentación del nuevo grado se incidió en que pertenece a un sector económico emergente y se está convirtiendo en uno de los pilares de la economía del siglo XXI. Junto con las TIC y la salud, es de los sectores que está recibiendo una mayor inversión y cuenta con un alto porcentaje de creación de empresas denominadas ‘spin-off’. El perfil de los egresados les capacitará para poder trabajar en muy distintos ámbitos, que incluyen el mundo empresarial de la Ingeniería Biomédica y la Biotecnología; el mundo hospitalario; los centros públicos o privados de investigación biomédica; y la administración pública.