Rubén Cacho /ICAL - Presentación del estudio 'Orientación profesional y formación dual'
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Martes, 27 de Noviembre de 2018

Fernando Rey aboga por que la FP Dual gire en torno a las áreas tecnológicas y de “más vanguardia”

ICAL - Empresa Familiar reclama una apuesta decidida por este tipo de formación para combatir el desempleo juvenil

El consejero de Educación, Fernando Rey, abogó hoy en Valladolid porque la Formación Profesional (FP) Dual no se aplique a todas las áreas de conocimiento sino solo a las que están “más en vanguardia o de avanzadilla” como las tecnológicas y las relacionadas con sociedad digital y las ligadas a los cambios como la revolución 4.0 que son, precisamente, los perfiles que más demandan las empresas. En la actualidad, las familias con mayor participación de alumnado son Transporte y Mantenimiento de Vehículos, Instalación y Mantenimiento y Electricidad y Electrónica.

Aseguró que, “en líneas generales”, la Junta está “satisfecha” con el arranque de la FP Dual en Castilla y León, al sumar unos 700 alumnos en 26 centros educativos. “A partir de la experiencia, tenemos que ver lo que hay que cambiar, sin olvidar la sensibilización”, afirmó Rey. También se mostró partidario que la normativa educativa fuera mucho más ágil y flexible, sin dejar de ser rigurosos y serios.

Rey, quien acudió a la presentación del estudio ‘Orientación Profesional y Formación Dual. Hacia un modelo integrado para el empleo juvenil’ elaborado por el Instituto de Empresa Familiar y la Fundación Bankia por la Formación Dual, valoró este tipo de aprendizaje escolar al combinar la capacitación obtenida en el centro con la formación directa en centros de trabajo. No en vano, el centro formativo consensúa con cada empresa un programa educativo para que las personas de la propia compañía -con sus procesos, protocolos, equipamientos e instalaciones- contribuyan a la obtención de las competencias profesionales.

Este modelo de formación se caracteriza porque estimula el aprendizaje del alumno y así el estudiante conoce antes las tecnologías de la empresa y las tendencias de mercado. Por su parte, el centro de FP mejora su oferta educativa y las empresas perfeccionan sus procesos de selección, optimizan los costes de cualificación técnica al recuperar la inversión durante el proceso de formación del alumno.

El consejero recordó que, pese a no contar con estudios específicos, la FP Dual tiene una empleabilidad “prácticamente” del cien por cien, ya sea en las empresas donde han completado la formación o en otras. En todo caso, precisó que, “en general”, toda la Formación Profesional tiene un 80 por ciento de empleabilidad. “La FP ya está siendo percibida, crecientemente, por la gente como un itinerario de éxito”, sentenció.

Fernando Rey destacó como “fundamental” la implicación de las empresas porque el aprendizaje del alumno es superior. También se refirió al equipamiento puesto que “por mucha inversión que haga la administración, jamás podrán alcanzar el nivel de dotaciones que tienen las compañías”.

En cuanto a los alumnos, reconoció que muchos de los estudiantes desean cursar ciclos de FP Dual al tener un empleo asegurado. Señaló que este tipo de formación también requiere un “cambio de mentalidad” por parte del alumno porque la FP Dual es “mucho más exigente”, sin olvidar el esfuerzo que supone para el centro educativo, “al tener que coordinarse y ceder protagonismo en favor de la empresa”, pero también para la compañía, que debe plantear un diseño formativo y debe realizar una aportación económica. “Al principio, todos tienen que estar peor para luego obtener ventajas”, sentenció.

El consejero de Educación criticó a algunas comunidades autónomas por el elevado número de alumnos de FP Dual que facilitan. “Hay que tener cuidado con lo que se habla porque no todo es FP Dual”, subrayó. No en vano, manifestó que muchas regiones incluyen a los estudiantes que hacen prácticas en empresas en este tipo de formación específica pero también las que pagan las ayudas a las empresas. “Es una manera de engañarnos y hacernos trampas en el solitario porque eso no es FP Dual. Al menos, tal y como la entendemos aquí”, añadió.

El presidente de la Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL), César Pontvianne, demandó una apuesta decidida por la FP Dual como la mejor fórmula para combatir el desempelo juvenil. Puso el acento en la “paradoja” de que España cuenta con un desempleo juvenil del 33 por ciento pero una de cada cuatro compañías tiene “enormes dificultades” para encontrar personal que se ajuste a sus necesidades. “Está claro que algo se está haciendo mal”, opinó.

Apuesta "a largo plazo"

De ahí que considerara necesario apostar por la Formación Profesional Dual como “objetivo común y de largo plazo”, al margen de debates partidistas e intereses electoralistas. De esta manera, aseguró que se lograría paliar uno de los déficits existentes para desarrollar el talento y ajustarlo a la demanda de las empresas.

Pontvianne apostó por “redefinir” el mapa de las especialidades y adaptar los ciclos a las necesidades reales del sector privado. “Necesitamos mecánicos, técnicos medios y superiores, por ejemplo, porque no podemos crear empleos del siglo XX para la economía del siglo XXI”, concluyó.

El director de Economía y Empresa del Instituto de Empresa Familiar, Esteban Sastre, hizo hincapié en que el gran problema de España sigue siendo el desempleo, especialmente el juvenil. Explicó que el país acumula una población activa juvenil inferior a la media europea, muestra altos niveles de abandono escolar y los jóvenes se incorporan al mercado laboral con pocos conocimientos prácticos. En su opinión, eso podría paliarse con una mejor información, mayor orientación profesional y una apuesta decidida por la FP Dual.

Experiecia profesional

Sastre mencionó la “polarización” existente en España, ya que hay una elevada tasa de abandono escolar pero también una sobrecualificación de universitarios que trabajan en puestos que no requieren tal nivel de formación. El estudio también recoge los aspectos que más valoran los empresarios a la hora de seleccionar a nuevo personal como la actitud, las habilidades personales, las capacitaciones técnicas y la experiencia profesional.

El informe propone generar información pública de calidad sobre tendencias del mercado laboral, profesiones de futuro y especialidades de los centros de formación, que facilite la toma de decisiones a los jóvenes, y potenciar la figura del orientador profesional e integrarla como parte del proceso formativo.

También aboga por fomentar la especialización de los centros de FP Dual para elevar su calidad y facilitar su integración en los procesos de Producción e incentivar la movilidad de los jóvenes a los centros que mejor se adapten a sus capacidades y expectativas profesionales. Por último, el estudio defiende adaptar el marco regulatorio y administrativo con el fin de facilitar el desarrollo de la FP Dual.