Rubén Cacho /ICAL - Asamblea anual de Escuelas Católicas Castilla y León
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Viernes, 7 de Junio de 2019

Escuelas Católicas calcula que una decena de unidades concertadas está “en peligro” para el próximo curso por el descenso de niños

ICAL - La patronal incide en la necesidad de mejorar la partida de otros gastos, para el pago del personal no docente y el mantenimiento de los centros

El secretario autonómico de la patronal de Escuelas Católicas, Leandro Roldán, calculó hoy que una decena de unidades educativas en la enseñanza concertada de la Comunidad está “en peligro” para el próximo curso por el descenso de los niños de nueva incorporación al segundo ciclo de Educación Infantil de tres años. Una situación que, previsiblemente, afectará a un docena de trabajadores que deberán ser recolocados en otros centros de la organización, que suma 181 colegios.

Durante la Asamblea anual de Escuelas Católicas Castilla y León, que tuvo lugar en el Colegio Ave María de Valladolid, Roldán recordó que la posible pérdida de unas diez clases en los centros concertados supondría la mitad de la reducción que hubo el presente curso. No en vano, el presente año hubo un descenso importante en unidades de apoyo como integración y minorías. En todo caso, el responsable de la patronal precisó que es una tendencia en los últimos cursos.

Leando Roldán reconoció que la legislatura autonómica ha estado marcada por dos presupuestos prorrogados, lo que ha impedido avanzar en algunos asuntos que estaban pendientes, a lo que hay que añadir la inestabilidad política, tanto a nivel nacional como regional. En todo caso, reclamó un presupuesto adecuado para financiar la concertada, una educación de calidad y complementaria, además de necesaria.

Hizo referencia a la partida general de otros gastos, que va destinada al pago del personal de servicios y administración, además de hacer frente al mantenimiento de los centros. Subrayó que la escuela concertada en Castilla y León percibe lo que marcan los Presupuestos Generales del Estado, sin ningún complemento de la Junta. Algo que la patronal ha considerado siempre insuficiente, al cubrir solo la mitad del desembolso.