Miriam Chacón /ICAL - Obra de teatro 'Belcebú'
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Martes, 6 de Noviembre de 2018

Educación incorpora el programa teatral ‘Belcebú’ al Plan de Lectura para trabajar la expresión dramática y combatir el acoso escolar

ICAL - Rey agradece la “responsabilidad social” de la compañía de Blanca Marsillach y ensalza la “enseñanza del respeto a través de elementos vinculados al arte”

La Consejería de Educación incorporó este curso el programa teatral ‘Belcebú’, desarrollado por Varela Producciones, la compañía de la actriz y productora Blanca Marsillach, al Plan de Lectura de Castilla y León con el objetivo de trabajar la expresión dramática, la comunicación oral e improvisación, así como aportar más herramientas para combatir el acoso escolar, el ‘bullying’ y el ciberacoso. Así, el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid acogió esta mañana la primera puesta en práctica de este programa, que contó con la participación de 820 alumnos, en dos sesiones. El programa llegará el 26 de noviembre al Auditorio Ciudad de León y en 2019 se extenderá por el resto de provincias, con fechas aún por determinar.

El consejero del ramo, Fernando Rey, destacó que esta iniciativa se enmarca también en el Plan de Convivencia Escolar, dado que es una pieza teatral educativa, a medio camino entre el drama y la comedia, con la que “se involucra a adolescentes, profesorado y familias en problemas relacionados con la convivencia escolar”. Además, el programa se divide en dos actuaciones: la representación de ‘Belcebú’, una obra “movida, musical y cañera”, según la describió la artista, y un taller de participación de los escolares que han visionado la obra, dirigido por la coach María González. “Agradezco a la compañía su responsabilidad social, porque los artistas también la tienen mediante el fomento del teatro y los recursos sensoriales que aporta”, deslizó Rey. “El teatro es un perfecto complemento para la educación y formación de nuestro alumnado porque trabajar la expresión dramática ayuda a mejorar la comunicación oral y la improvisación”, subrayó.

La obra tiene una duración aproximada de 45 minutos y aborda, mediante el drama y la comedia, el bullying y el ciberacoso. Tras su representación se trabaja un taller, de otros 45 minutos, con un “emociómetro” para medir cómo se sienten los alumnos cuando contemplan situaciones de acoso escolar. El propósito es que tengan conciencia sobre cómo reacciona su cuerpo ante estas situaciones y qué señal les está mandando, transmitiendo a los participantes estrategias diferentes basadas en la toma de conciencia, el autoconocimiento, la empatía y el lenguaje claro.

Los objetivos de este taller es plantear una serie de conceptos y herramientas relacionadas con la comunicación no violenta y la gestión de las emociones y los conflictos: teatralizar una situación en la cual puedan ver cómo usar este tipo de herramientas para traducir el mensaje violento, agresivo y que busca la coerción, en un mensaje que tiene su origen en el miedo: trabajar en torno a la transmisión de la idea de que todos somos diferentes y, en ese sentido, todos podríamos ser potenciales víctimas o incluso potenciales acosadores y, por último, ver el lado vulnerable de los personajes y entender de dónde parten este tipo de conductas con claridad y generar un clima de comprensión sobre el cual se pueden construir valores que promuevan el respeto mutuo.

Al respecto, el consejero ensalzó la virtud del teatro, ya que ayuda a “enseñar el respeto a través de elementos vinculados al arte”, con recursos “más epidérmicos, superficiales”.

Marsillach, quien destacó que Castilla y León es la única comunidad con este tipo iniciativas para frenar la lacra del acoso escolar, destacó “la visión del teatro interactivo” que posee el consejero, ya que con esta obra los niños “se ponen en el papel del acosador y el acosado”. Igualmente, señaló que la edad idónea para este programa se sitúa entre los 12 y 18 años, si bien también se ejercerá en los centros de educación Primaria, Secundaria y Bachillerato, porque “por desgracia el acoso empieza a temprana edad”.

Los primeros 820 niños

La primera puesta en escena del congregó, en dos sesiones, a 820 alumnos. A la primera acudieron alrededor de 400 de 6º de Primaria, de los centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘Cardenal Mendoza’, ‘Ignacio Martín y Baró’, ‘Fray Luis de León’, todos ellos de Valladolid capital, y el ‘Melquíades Hidalgo’ de Cabezón de Pisuerga, ‘Virgen del Sacedón’ de Pedrajas de San Esteban, ‘El Abrojo’ y ‘Miguel Hernández’ de Laguna de Duero, ‘Álvar Fáñez’ de Íscar, ‘Pedro I’ de Tordesillas y ‘Europa’ de La Pedraja de Portillo.

En la segunda participaron más de 420 estudiantes de Secundaria y Bachillerato de los IES ‘Delicias’, ‘Ramón y Cajal’, ‘Galileo’ y del centro concertado ‘Ave María’, de la ciudad del Pisuerga, así como del IES ‘Río Duero’ de Tudela de Duero, y los IESO ‘Arroyo de la Encomienda’ y CEIP ‘Raimundo de Blas Saz’, ambos de la localidad de Arroyo.

Educación considera que cuando la práctica de la lectura y la expresión teatral se trabajan desde el centro escolar, los alumnos adquieren una mayor soltura en la dicción, gestualidad y, sobre todo, menos inhibiciones para desarrollar actividades creativas y expresarlas en torno a la lectura teatral. El teatro, además, sirve para que los alumnos “sean partícipes de lo que les ocurre a los personajes, se sientan cerca de la historia y sean capaces de imaginar y sentir empatía por los protagonistas, aspecto fundamental para luchar contra el acoso escolar y reforzar el buen trato entre todos, apuntalando las actuaciones de mejora que los centros de Castilla y León llevan a cabo en el marco de sus planes de convivencia”.

En este sentido, el Programa Teatral Belcebú, impulsado desde la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa, es un proyecto que fomenta las habilidades de comprensión lectora citadas anteriormente y que trabaja sobre una problemática social como es el ‘bullying’ y el ciberacoso. Esta iniciativa pretende, a su vez, erradicar el acoso escolar en los centros educativos y ofrecer una visión alternativa del acoso escolar, dotando a los espectadores de herramientas para que sepan identificar y atajar estas situaciones.

Sinopsis de la obra

‘Belcebú’ es una obra de teatro educativa, a medio camino entre el drama y la comedia, con la que se involucra a adolescentes, profesores y familias en un tema tan importante como es el bullying y el ciberacoso. Las estadísticas apuntan a que más del siete por ciento de los alumnos que han sido sometidos a esta epidemia han intentado o pensado en suicidarse.

La historia de ‘Belcebú’ habla de Max, ‘El Señor de las Moscas’, un acosador, y Gema, su objetivo, alguien que sabe que no es una víctima porque será capaz de sobrevivir gracias a su fuerza interior, su coraje y a la ayuda de sus padres. En esta representación se explica que no hay un ganador en este juego cruel que no sólo toca de cerca al acosador y la víctima, sino que en él están implicados profesores, familias y testigos silenciosos.

Aporta un halo de esperanza y las claves para los que piensan que no pueden salir adelante ni recuperarse de estos abusos, a quien se les incita a ayudar a otras personas que también sufren o han sufrido acoso. Con esta obra se muestra que todos tienen el poder de mirar hacia dentro y encontrar la fuerza para pedir el apoyo necesario para sobrevivir.

‘Belcebú’ acerca así a los espectadores, adolescentes de entre 12 y 18 años, la realidad de sendos problemas, para hacerles reflexionar sobre las motivaciones que les llevan a mantener estas actitudes hacia los demás.