VALLADOLID - EDUCACIÓN
Jueves, 14 de Marzo de 2019

Los docentes de CSIF muestran su rechazo a una carrera profesional “impuesta” al obligarles a renunciar a los actuales sexenios

ICAL - La responsable sindical de Eucación del sindicato, Isabel Madruga, cree que se provoca “una situación incomodísima y que agrava la vulneración de los derechos laborales”

El sector educativo de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) mostró hoy su “rotundo rechazo” a la nueva carrera profesional aprobada por las Cortes regionales ayer miércoles, para todos los empleados públicos de la Junta. Considera que es “una imposición”, que obligará a los docentes a elegir entre el actual complemento de sexenios que tienen y un nuevo modelo de carrera profesional que está sin definir.

“No sabemos la mejora salarial que supondrá, si se convocará todos los años, o los requisitos que nos pedirán para acogernos a ella. La administración regional dice que esto ahora no toca, que se concretará más adelante, pero es que esa información resulta esencial y debe negociarse en los ámbitos correspondientes”, explicó el sindicato

Así lo señaló la responsable del sector de Educación de CSIF en Castilla y León, Isabel Madruga, que remarcó la “indignación” del profesorado, por una carrera profesional que coloca a los docentes “en una situación incomodísima y que agrava la vulneración de nuestros derechos laborales, conllevando una posible confrontación de unos empleados públicos frente a otros”.

Madruga explicó que los actuales sexenios de los docentes son un complemento que se da en función de las horas de formación que se realiza, y que es una cantidad económica “muy mal pagada”, en comparación con lo que se ofrece en otras comunidades de España, tal y como han reconocido los propios grupos de las Cortes. Por eso, el sector de Educación de CSIF reclamaba la compatibilidad de ambos complementos, puesto que pueden ser complementarios. Así ocurre con los profesores universitarios, que tienen dos complementos en su desarrollo de carrera profesional. “Una posibilidad que ya nos han negado”, lamentó Madruga.

Capacidad de negociar limitada

CSIF recordó que, desde la puesta en marcha de la Proposición de Ley en las Cortes de Castilla y León, ha exigido una negociación real y ha trasladado su malestar, por haber vetado esta capacidad de negociación en la Mesa correspondiente desde los comienzos. Durante todo el proceso se han mantenido varias reuniones con los partidos políticos con representación parlamentaria, buscando que se atendieran nuestras demandas en el período de enmiendas de esta norma.

Insistió además Madruga en que los docentes han quedado en una situación muy complicada e incierta a la hora de decidir sobre su carrera profesional, “ya que no se conoce con detalle cómo se llevaría a cabo en el ámbito docente. En esta Proposición de Ley no se concreta un proceso extraordinario que permita al profesorado de más antigüedad homologar sus sexenios con los grados más altos de la carrera profesional. Para consensuar una carrera profesional justa en Educación, debería hacerse esto mediante un proceso extraordinario o en última instancia, e incrementar la cuantía de los sexenios que, por otra parte, están a la cola del resto de Comunidades Autónomas”.

Se da la circunstancia de que el 65 por ciento del profesorado de Castilla y León, por la edad, está en el final de su carrera profesional, con la acumulación de tres o más sexenios, por lo que CSIF ha insistido durante la negociación en que era necesario compatibilizar los dos complementos, carrera profesional y sexenios.

La sección de Educación de CSIF también criticó -y esto vale para todos los empleados públicos de la Junta- que no se permita poder pasar más grados de la carrera profesional de una vez (al tercero o cuarto), a través de una convocatoria extraordinaria. “Sería una fórmula razonable para los empleados públicos de cierta edad, que ya no pueden empezar desde cero, y que tienen muchos años de trayectoria profesional y experiencia”, concluyó Madruga.