Juan Lázaro /ICAL - Conferencia Sectorial de Educación
MADRID - EDUCACIÓN
Miércoles, 9 de Enero de 2019

El consejero de Educación ve posible un pacto entre las comunidades que impide el Ministerio

ICAL - Fernando Rey critica que el Gobierno pretenda “imponer su visión” con la “la introducción a chorro de elementos ideológicos” en un proyecto de reforma que favorece a los nacionalistas

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, afirmó que los responsables autonómicos de esta cartera, con independencia del partido al que representan, podrían alcanzar un pacto de Estado por la educación en España “sin ninguna duda”, y atribuyó al Ministerio la imposiblidad de hacerlo. “Hemos asistido al típico pendulazo de partido que gobierna, partido que impone su visión, y así nos va”, sentenció.

Rey participó en la reunión de la Conferencia sectorial de Educación que tuvo lugar este miércoles en Madrid, en la sede del Ministerio, en la que la ministra Isabel Celaá reunió a los consejeros de las comunidades autónomas para abordar la propuesta del gobierno de Pedro Sánchez de acabar con la anterior Lomce o 'Ley Wert', y recuperar la LOE con un proyecto “moderno, completo, realista y ambicioso” que “aborda y enfrenta los desafíos contemporáneos de la Agenda 2030”, aseguró Celaá, tras casi cinco horas de reunión.

Fernando Rey lamentó esa imposición puesto que a su juicio los consejeros autonómicos podrían ponerse de acuerdo con "relativa facilidad" sobre los temas educativos. "Gestionamos el día a día y sabemos cuáles son los problemas” en relación con la educación, pero reprochó al Ministerio que “ningunea” a las comunidades autónomas y en el que “se observa la introducción a chorro de elementos ideológicos que distorsionan la posibilidad de acuerdo”, dijo.

Para el consejero, la propuesta del Ministerio pretende “rebajar el nivel educativo y desplomar aún más los niveles y con el apoyo de los independentistas”, y para lo que “pedirán apoyo a los populistas”.

En este sentido, aseguró que los independentistas salen ganando porque, si bien reconoció que la Lomce “tenía algunos elementos malos de solemnidad”, también presentaba otros buenos como una cierta homogenización de la educación en España. “Ahora volvemos al sistema anterior donde cada comunidad autónoma hace lo que quiera y con impunidad van a poder hacer la lengua propia, y dar la historia que ellos quieran con los resultados que hemos visto en Cataluña”. De hecho, señaló que “los partidos nacionalistas, allí donde gobiernan, son favorables al texto porque beneficia a una idea fragmentada del país”.

En este sentido, Rey lamentó que para avanzar en un modelo común “tiene que haber una finura y unos equilibrios que no están disponibles hoy por hoy para partidos populistas”. “El pacto educativo es básicamente un pacto entre el PSOE, el PP y ahora Ciudadanos, y mientras no haya eso no habrá pacto en este país”.

La ministra manifestó su intención de completar el trámite y llevar el texto del proyecto al Congreso de los Diputados a finales de enero o principios de febrero, aunque Rey rebajó las expectativas de aprobación porque “tal como está el contexto político del país hay muy pocas probabilidades de que este texto pueda entrar en vigor”.