Eduardo Margareto /ICAL - XV Congreso de Estudios Clásicos
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Lunes, 15 de Julio de 2019

Celaá subraya que “la ética del conocimiento ha de ser humanista” y apunta que el Gobierno afronta “reformas de calado” en el sistema educativo

ICAL - La ministra inauguró en Valladolid el XV Congreso de Estudios Clásicos ‘El Foro de los Clásicos’, que se desarrollará hasta el viernes en la UVa

La ministra en funciones de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, aseguró hoy en Valladolid que “la sociedad actual ofrece un volumen de posibilidades de divulgación sin precedentes”, si bien señaló que “de ninguna manera” ello debe conllevar la “pérdida de profundidad”. “Las posibilidades que ofrece la tecnología nos interpelan sobre la ética del conocimiento, que ha de ser humanista”, sentenció durante su intervención en la inauguración del XV Congreso de Estudios Clásicos ‘El Foro de los Clásicos’, un encuentro cuatrienal que se desarrollará hasta el viernes en la Universidad de Valladolid.

Recordando las conclusiones del Foro de Davos celebrado el pasado mes de enero, explicó que los gobiernos tienen ante sí el “desafío” de “desarrollar en los jóvenes las competencias para preservar el humanismo en plena era digital”, propiciando “el desarrollo del pensamiento crítico, el impulso de la creatividad, el alfabetismo digital y una capacidad para la empatía, la sensibilidad y la colaboración”, aspectos que, a su juicio, “se incardinan en los valores clásicos”.

“La única certeza en estos tiempos de incertidumbres, que afectan incluso a la ética, es el cambio, profundo, acelerado e imprevisible que se hace visible en todos los aspectos de la vida”, aseguró antes de señalar que “las transformaciones que introdujeron en la humanidad las civilizaciones clásicas fueron revolucionarias y fundacionales de la civilización occidental”, y que “no hay ámbito de nuestras sociedades actuales que no hunda sus raíces en el mundo clásico grecolatino”.

Según apuntó, la preocupación por la pérdida de la cultura clásica y su enseñanza entre los más jóvenes se remonta a tiempos de Hesíodo y Sócrates, y citó unos versos de T.S. Elliot que en ‘The Rock’ también se preguntaba “dónde está la sabiduría que hemos perdido con el conocimiento, dónde está el conocimiento que hemos perdido con la información”.

“Las enseñanzas más innovadoras nos dicen hoy que las emociones son necesarias para el aprendizaje, algo que ya decían los clásicos. En este momento abordamos reformas de calado en el sistema educativo, nos proponemos adelgazar currículos enciclopédicos diseñados antes de la aparición de internet, impulsando un modelo educativo más competencial, que potencie la comprensión y la posibilidad de utilizar lo que se sabe”, defendió.

En su opinión, “la cuestión principal es entender, y para entender es necesaria la memoria. Valoramos el valor de la memoria, porque nos permite relacionar y entender. Es el momento de aprender a hacerse preguntas y explorar las respuestas, porque nuestros alumnos nacen a un mundo que todavía no conocemos, y desempeñarán su labor en puestos de trabajo que no conocemos. Tenemos que ser capaces de transformar los aprendizajes para que puedan adaptarse pasivamente al mundo y para que nuestros jóvenes puedan ser protagonistas de ese futuro con más equidad y mejor convivencia”.

“Un sistema educativo solo será de calidad si a la excelencia necesaria le une el valor de la equidad, como ya expuso Aristóteles en su ‘Ética a Nicómaco’. Estamos abordando un cambio de calado, una transformación del sistema educativo español a través de la cual podamos afrontar los desafíos contemporáneos, y queremos que ese cambio esté inspirado por los valores humanistas, por lo cual nuestro Ministerio también va a escuchar la voz de los especialistas”, sentenció.

Espacio en los currículos

Por su parte, el rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo Cabrerizo, mostró su satisfacción por acoger esta nueva edición de la cita científica, que calificó como el “principal encuentro científico general sobre el mundo clásico que se celebra en España, con especialistas de todas las ramas de estudio relacionadas con la antigüedad clásica”. “La UVa se ha destacado por la importancia que ha dado a la generación de conocimiento en todas las ramas del saber, y las humanidades han sido clave en nuestra historia. Es un honor acoger este congreso que trabaja en la defensa y puesta en valor de las humanidades”, afirmó.

El Congreso contará con cerca de 400 participantes a lo largo de esta semana, que tomarán parte en un “foro para la reflexión y discusión sobre el espacio que las reformas educativas dejan a estas materias en los distintos niveles de enseñanza y comunidades autónomas”, y que pondrá a Valladolid y a su universidad “en el punto de mira de los especialistas del mundo clásico a nivel mundial”.

También intervino en la inauguración el presidente nacional de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, Jesús de la Villa Polo, que destacó la “enorme vitalidad” de que gozan estos estudios en España, y señaló que este Congreso es “un espacio de debate y reflexión sobre el futuro” de esta disciplina. “Es imprescindible contar con un marco legal favorable de preservación de nuestras enseñanzas. El latín ni siquiera era mencionado en el último proyecto de ley educativa, algo que no pasaba desde 1857, y el griego queda relegado al papel de una simple optativa”, lamentó antes de sentenciar que “el sistema educativo es el arma más poderosa que tiene la sociedad para garantizar la igualdad de oportunidades”.

Por su parte, la presidenta de la sección de Valladolid de la SEEC, Cristina de la Rosa, aseguró que “en este momento de incertidumbres y cambios la sociedad necesita de saberes humanísticos”. “Echaremos la vista a nuestros antepasados para cimentar el futuro con la firme base de la educación”, remachó.