Dos Santos /ICAL - CCOO informa sobre la situación del profesorado interino en Castilla y León
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

CCOO ve un resquicio en la sentencia del TUE que avala despedir interinos a final de curso por los exámenes de septiembre

ICAL - El sindicato califica de "varapalo" el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea al promover la "discriminación" entre el personal fijo y temporal

Comisiones Obreras (CCOO) Castilla y León aseguró hoy en Valladolid que hay un resquicio en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) que avaló la normativa española que permite que la administración pública extinga el contrato de profesores interinos cuando finaliza el periodo lectivo al recordar que en la Comunidad hay exámenes en septiembre. “El curso no acaba el 30 de junio para los docentes en la región porque hay días lectivos en septiembre por los exámenes y la Consejería de Educación llama a los interinos por si desean voluntariamente acudir al centro para realizar esas pruebas, lo que obliga a su contratación durante unos días”, explicó la secretaria autonómica de la Federación de Enseñanza de CCOO, Elena Calderón, quien apuntó que su sindicato revisa el fallo del TUE con los servicios jurídicos.

Calderón subrayó que la sentencia del tribunal europeo afecta a muchos profesores interinos en la Comunidad, aunque no supo cuantificarlos. La tasa de interinidad del profesorado de la región ronda el 30 por ciento entre el cuerpo de maestros y los docentes de Secundaria. Precisó que la Junta solo abona el sueldo durante los meses de verano a las vacantes completas de todo el curso y las sustituciones por jubilación desde principios de septiembre.

A su juicio, es un derecho que debería corresponder a todas las vacantes por jubilación o por necesidades del servicio. En ese sentido, el resto de interinos que no alcanza el mínimo de meses trabajados para mantener el alta durante el periodo estival se queda sin cobrar la nómina. Algo que ahora viene a reafirmar el fallo del TUE.

El responsable estatal de Enseñanza Pública No Universitaria de la Federación de Enseñanza de CCOO, José María Ruiz, mostró su “sorpresa” con el “varapalo” de una sentencia que el sindicato no comparte. Pese a ello, dio esperanzas a los 119.000 docentes interinos que hay en España porque consideró que hay margen para revertir ese fallo a través de la acción sindical y la negociación colectivo. “La voluntad política debe estar por encima de todo para solucionar y cambiar una injusticia”, afirmó. No en vano, consideró que la decisión judicial promueve una "discriminación" entre el personal fijo e interino. “Defendemos que a igual trabajo, igual salario”, aseveró.

Ruiz exigió al Ministerio de Educación tomar medidas para evitar la “sangría” de bajas en los periodos estivales de los profesores interinos. “El aumento de las contrataciones entre 2011 y 2017, que han subido en 12.500 en el conjunto de España, no puede despistarnos de lo que hay detrás de esas cifras porque crece la precariedad en el sector”, declaró. Cargó contra los contratos de vacantes que causan bajo entre los meses de julio y agosto y que suponen cerca del 30 por ciento de la plantilla de docentes en el país.

Expuso que con la crisis y los recortes públicos la tasa de temporalidad ha pasado del 15 al 30 por ciento en es periodo pero también se ha disparado la parcialidad, con medias jornadas, dos tercios o un tercio. El responsable sindical recordó que el propio Ministerio reconoció que en la educación pública estatal hubo 32.449 jornadas parciales en el curso 2016/2017, los últimos datos disponibles. Desde el año 2011, han aumentado un 18 por ciento.

Una situación que, alertó, ha coincidido con las 11.000 jubilaciones de docentes cada año y con una tasa de reposición que solo permitía cubrir una de cada 10 retiradas por edad. De ahí que destacar la firma del acuerdo para la mejora del empleo público, de marzo de 2017, con el objetivo de reducir la temporalidad al 8 por ciento. CCOO calcula que la oferta pública que deberían convocar el conjunto de las administraciones para reducir la temporalidad y cubrir las jubilaciones estaría en 150.000 plazas.

Modelo extraordinario de acceso

Unas cifras que pasan por que el Gobierno central ponga en marcha un modelo extraordinario de acceso. “Son necesarias medidas que favorezcan que todas las personas que no han podido obtener la plaza como consecuencia de los recortes en empleo y la limitación de la tasa de reposición puedan ver reconocido su trabajo durante estos años”, argumentó José María Ruiz.

En su opinión, el Ministerio no puede mirar “hacia otro lado” antes los datos de plazas desiertas en la oposición de este año en todo el país, con un 8,5 por ciento de los puestos sin cubrir. En ese sentido, recordó que el sindicato aboga porque las pruebas no sean eliminatorias y aumentar el peso de la experiencia en la fase de concurso. “La oposición tiene el objetivo de seleccionar a las mejores personas para ser docentes, por lo que se les debe permitir llegar a la segunda fase del examen”, concluyó.