VALLADOLID - EDUCACIÓN
Miércoles, 27 de Marzo de 2019

CCOO recuerda a Rey que todos los sindicatos en la Mesa Sectorial rechazan el modelo de bilingüismo “impuesto por la Junta”

ICAL -

Comisiones Obreras, a través de la Federación de Enseñanza (FE-CCOO CyL), tachó hoy de “mentiroso” al consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, en relación con sus últimas declaraciones sobre su particular modelo de bilingüismo educativo. “Todas las organizaciones sindicales con representación en la Mesa Sectorial de Educación hemos mostrado nuestra total oposición al modelo de bilingüismo impuesto por la Junta de Castilla y León. El modelo actual nunca se negoció, y ahora, la Consejería de Educación se ha cerrado a consideraciones de partida consensuadas con las organizaciones sindicales para el establecimiento de un nuevo modelo”, denuncian.

Además, lamentan que Rey “nunca se ha dignado a asistir a alguna de las reuniones de la Mesa Sectorial de Educación” y aseguran que “cada día más familias se muestran defraudadas por este modelo, mal llamado bilingüismo”.

Así, se refieren a las declaraciones del consejero, de que “no se han concretado en la arena pública los puntos de discrepancia con el bilingüismo”, y señalan que “no ha estudiado, ni siquiera leído, ninguna de las aportaciones que se han hecho a lo largo de todos estos años”.

Enseñanza de CCOO ha mostrado su “total oposición” desde la imposición del actual modelo de bilingüismo por parte de la Junta de Castilla y León en 2006. “Durante todos estos años no se han tenido en cuenta nuestras aportaciones. No ha sido hasta el curso actual cuando la Consejería ha estado dispuesta a llegar a un acuerdo, eso sí, estableciendo una línea roja: el modelo CLIL (impartir hasta el 50 por ciento del currículo en otra lengua) era intocable; lo que ha impedido llegar a ese acuerdo. Consideramos que el modelo que se va a implantar no sirve, ni para avanzar, ni para cambiar cualitativamente, tal y como dice Fernando Rey en sus declaraciones”, esgrimen en un comunicado recogido por Ical.

Entre las “numerosas” razones por las que CCOO se opone a este modelo de bilingüismo, se refieren a la “incorrecta utilización del término ‘bilingüismo’ ya que, usado como medida de ‘marketing’, ha provocado que muchas familias se sientan decepcionadas al comprobar que sus hijos no terminan siendo bilingües”.

Además, apuntan que “hay un efecto negativo sobre el nivel de competencias y conocimientos, puesto que también se ha trasladado al inglés el sistema tradicional, profundamente memorístico” y critican la imposibilidad de optar por un sistema no bilingüe en Infantil y Primaria, sobre todo, en el medio rural.

Asimismo, denuncian el aumento de la segregación y la desigualdad en Secundaria, y la “inmensa” red de academias de idiomas y profesorado nativo, “que se nutren fundamentalmente de este alumnado”. “Un sistema educativo público de calidad debe proporcionar los medios y recursos para una educación inclusiva, que permita el ascenso social, del que se beneficiaría toda la sociedad. Creemos que lo grave de este modelo es que genera desigualdad y discriminación entre el alumnado”, añaden.