VALLADOLID - EDUCACIÓN
Viernes, 21 de Diciembre de 2018

La Asociación El Puente concluye el proyecto de mejora de la salud mental en el ámbito educacional con una alta participación

ICAL - Profesionales de la entidad intervinieron en 2018 en siete centros escolares entre los que destacan los IES La Merced, El Carmen, Ribera de Castilla y la UVA

La Asociación Puente ha concluido el proyecto de mejora de la salud mental en el ámbito educacional con una alta participación, dentro de la iniciativa que forma parte del proyecto ‘Reincorporación al sistema educativo y prevención del abandono escolar temprano del alumnado con necesidades especiales de aprendizaje. El proyecto está financiado por Consejería de Educación y Dirección General de Innovación y Equidad Educativa de la Junta de Castilla y León. La idea se ha centrado en promover y sensibilizar la salud mental en el ámbito educacional. "Se trata una necesidad que surgió por la falta de información y herramientas que se vieron en este ámbito a la hora de detectar y prevenir a tiempo un problema de salud mental", dijeron los organizadores. Desde entonces la aceptación ha sido grande y se ha intervenido en más de siste centros escolares dónde no sólo lo han hecho intervención con el profesorado sino también con el alumnado. "La respuesta ha sido increíble. En los docentes hemos visto una respuesta inmediata, ya que en muchos casos no eran conscientes de la importancia que tenía este tipo de intervención. En general, se le daba más importancia al objetivo académico y no tanto en al desarrollo personal. En cuanto han visto los resultados, se han volcado con el proyecto", según señaló Susana Sixto, una de laseducadoras sociales que junto a Carmen Aguado, forman parte de este proyecto. Buena respuesta del alumnado La respuesta de los alumnos ha sido igual de destacable. "Ha superado con creces todas nuestras expectativas iniciales. El balance no puede ser más positivo, no sólo a nivel de asistencia sino en la participación e interiorización de conceptos", agregó. En las intervenciones con los alumnos se han trabajdo aspectos como los prejuicios, identificación y gestión de emociones, la resolución de conflictos, hábitos de vida saludable. "El principal problema que hemos detectado es la baja autoestima, algo que es fundamental tratar a tiempo ya que una baja autoestima te puede destruir como persona adulta", señaló Aguado quien añadió que para trabajar este aspecto la clave es la actitud. "Otro concepto en el que nos hemos centrado mucho, ya que puedes tener diferentes habilidades y conocimientos, pero al final, lo que de verdad influye es la actitud", expuso Para trabajar todos estos aspectos han utilizado diferentes dinámicas, ejemplos prácticos… En definitiva, han sido, explican, "intervenciones muy dinámicas, con una metodología activa y muy participativa", concluyó Aguado. "Esta formación me ha ayudado a salir adelante, a creer más en mi", relató uno de los alumnos del Ribera de Castilla. Otros destacan el carácter reflexivo de estas formaciones. "Me ha hecho pensar, replantearme aspectos de mi vida", significó. El proyecto nació como experiencia piloto en el IES La Merced y desde entonces no han dejado de intervenir en diferentes centros escolares como los institutos El Carmen, Ribera de Castilla… el colegio concertado Gregorio Fernández, así como la Facultad de Educación y Trabajo Social de la Universidad de Valladolid. Para el próximo año ya tienen concertada con el colegio La Milagrosa un protocolo de intervención. "Se trata de proponer fórmulas en edades tempranas, donde hay más falta de recursos, ya que la salud mental hay que trabarla desde el principio, en etapas tan claves como la infancia y la adolescencia, y no esperar a poner el foco cuando el problema ya está ahí", señaló Aguado.