SALAMANCA - EDUCACIÓN
Viernes, 9 de Febrero de 2018

(Ampliación) Rey adelanta una próxima normativa para establecer un modelo contra la segregación escolar

C.T.M. - El consejero de Educación confía en que a partir de 2019 exista una única prueba estatal simultánea de acceso a la universidad

El consejero de Educación, Fernando Rey, avanzó hoy que se abordará “próximamente” una normativa para “establecer un modelo de lucha contra la segregación” al reconocer que en algunos centros existe una proporción excesiva de minorías étnicas e inmigrantes” y recalcó que, en su comparecencia en el Senado, será “muy persuasivo” en su defensa de una prueba única de acceso a la universidad.  

Señaló así el consejero de Educación que comparecerá el próximo 19 de febrero en el Senado para cerrar la ronda de comparecencias de consejeros de Educación y adelantó que “gran parte” de su intervención irá “en esa línea” porque, hasta el momento, es el único que ha defendido la prueba única estatal, por lo que intentará ser “muy persuasivo”.

No obstante, sí pudo asegurar que “todo está preparado por fin” para la EBAU de este año, y bromeó sobre que “solo queda la pregunta más importante que se hacen los alumnos de Bachillerato: qué preguntas concretas les van a poner en el examen”. “Todo lo demás”, continuó Rey, “está en vías de organizarse por fin y sin problemas”.

Asimismo, el consejero de Educación aprovechó su visita a Salamanca para presumir que “en Castilla y León, tenemos las aulas menos segregadoras”. Sin embargo, sí señaló que “en algunos centros, hay una proporción excesiva de minorías étnicas e inmigrantes”, por lo que la Junta abordará “próximamente” una normativa para “establecer un modelo de lucha contra la segregación”.

Además, señaló que “también hay que repensar el modelo de atención a la diversidad en relación a la discapacidad, para intentar que los alumnos con discapacidades no sigan un itinerario educativo aislado del resto”, corroborando que “hace tiempo que estamos en el modelo de educación inclusiva”.

“Tolerancia cero” ante el acoso

Durante su intervención ante los medios, antes de la inauguración del XIII Congreso de la Asociación Española de Profesores de Derecho Administrativo, Rey también se refirió al acoso escolar, que señaló que “hay que extirpar sin ninguna contemplación” y por lo que se tiene “una política de tolerancia cero, muy proactiva en defensa de los escolares y sus familias”, que además “no es negociable porque los niños tienen que tener una escuela segura, sin matices”.

En ese sentido, Rey recordó que Castilla y León tiene “unos procedimientos y un modelo de convivencia muy serio que funciona”, tal y como refleja el último informe Pisa en el que se refleja que “Castilla y León es la Comunidad que menos casos tiene de toda España y la tercera región del mundo, tras Holanda y Corea del Sur”. No obstante, consignó que “aunque haya un solo caso, no lo podemos permitir”.

Director del San Mateo

Además, Rey hizo referencia al proceso de estudio que está llevando a cabo la Consejería de Educación tras las declaraciones del ya exalcalde de Pajares de la Laguna, Juan Antonio Benito de Dios, también director del colegio público San Mateo de Salamanca, en las que llamaba “mamporrero” al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en una carta remitida a la Cámara Alta.

El consejero de Educación señaló que las declaraciones fueron “inapropiadas desde el punto de vista político” y que, por ellas, la Consejería trabaja en determinar “si había incurrido en responsabilidad”, en un proceso que llevará “algunas semanas”.

No obstante, explicó que “hay que distinguir dos planos: la responsabilidad política general y su función como director de un colegio, porque tiene libertad de expresión e ideológica y cualquier restricción de esas libertades se debe hacer de una forma proporcional”.

Por último, y tras la semana con días bajo alerta de nieve, Rey afirmó que “cuando nieva, no solemos cerrar la actividad educativa porque es un servicio público esencial, pero aunque mantengamos abiertas las escuelas nos importan dos principios fundamentales, la seguridad y la flexibilidad”, en un modelo que, aseguró, “está funcionando con normalidad”.