Rubén Cacho /ICAL - Presentación del nuevo Programa de Doctorado de la Universidad Europea Miguel de Cervantes
VALLADOLID - EDUCACIÓN
Martes, 14 de Mayo de 2019

26M- Fernando Rey lamenta que la investigación y la innovación no tengan cabida en la campaña electoral

ICAL - La UEMC presenta el programa "pionero" de doctorado sobre Investigación en actividad física y salud en poblaciones especiale

El consejero de Educación, Fernando Rey, lamentó hoy en Valladolid que la investigación y la innovación no tengan cabida en la campaña electoral porque aseguró que es un campo en las “nos la jugamos”. En ese sentido, advirtió que Castilla y León cuenta con un “grave problema” porque no tiene grupos de investigación “realmente competitivos” en las ligas nacionales. “Perdemos el tren y empeoramos progresivamente pero los políticos solo hablan del ‘gratis total’”, sentenció.

Rey, quien asistió a la presentación del nuevo Programa de Doctorado de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid sobre Investigación en actividad física y salud en poblaciones especiales, recordó que todo el mundo en la Comunidad está preocupado por la despoblación y la salida de los jóvenes a otros lugares, sobre todos los mejor formados en las universidades. Y es que señaló que “apenas” hay carrera universitaria para los investigadores en Castilla y León.

De ahí que felicitara a la Universidad Europea Miguel de Cervantes y a su equipo rectoral por la iniciativa de crear un nuevo programa de doctorado porque “no es cualquier cosa” y es mucho “más difícil” que obtener un grado, un máster y un postgrado. “Un programa de doctorado y preparar investigadores de prestigio para una universidad es una fuente de gasto”, sentenció. En todo caso, Rey valoró el “salto cualitativo y de calidad” para la institución al señalar que la UEMC cuenta con muchos doctores pero no tiene doctores de la propia universidad.

El consejero lo justificó al recordar que una universidad privada de reciente creación y de pequeño tamaño como la Miguel de Cervantes se centran, básicamente, en la preparación de profesionales al máximo nivel porque la investigación no es su función principal. “Con este nuevo programa de doctorado, la UEMC viene a caracterizar de modo pleno a esta institución como una universidad, en un centro donde se genera conocimiento de forma sistemática y potente, conectado con las diferentes especialidades que se cursan”, precisó.

Fernando Rey reconoció las dificultades que ha tenido la Miguel de Cervantes para obtener el visto bueno de la Agencia de Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León, un órgano “muy sólido y el más duro y riguroso de España”. A su juicio, eso demuestra que la agencia no concede programas de tercer ciclo “de cualquier manera”.

El consejero de Educación aprovechó su presencia en la UEMC para valorar el papel de la universidad privada que tiene la oportunidad de contratar como docentes a los jóvenes universitarios, gracias a un marco regulatorio que lo facilita, a diferencia de lo que ocurre con las instituciones públicas. El consejero destacó las oportunidades que ofrece la universidad privada a estos profesores como una salida profesional, lo que facilita el relevo generacional, algo “más complicado” en la pública.

"Día histórico"

La rectora de la Universidad Europea Miguel de Cervantes, Imelda Rodríguez, no dudó en hablar de un “día histórico” con la puesta en marcha del primer programa de doctorado en una institución tan joven, que responde al deseo de la UEMC de estar “a la vanguardia” de lo que necesita Castilla y León y España. “Esta universidad está obsesionada en crear vanguardia educativa para promover el círculo empresarial, social y económico y de manera especial con la Comunidad”, expuso.

No en vano, recordó que las poblaciones especiales en las que se centrará el doctorado son las personas mayores, con discapacidad y con determinadas patologías como los enfermos de cáncer”, que serán los grandes beneficiarios del desarrollo y la innovación con el objetivo de promocionar su bienestar social. Explicó que había muchos alumnos de titulaciones (Ciencias de la actividad física y el deporte, Fisioterapia o Terapia ocupacional) que demandaban desarrollar líneas de investigación para conectar la salud y la actividad física. “Es un programa pionero en Castilla y León que enlaza con las necesidades de futuro en la Comunidad en temas de investigación y como una oportunidad laboral”, significó.

Rodríguez valoró que es una oportunidad para que los jóvenes puedan continuar con su trayectoria investigadora, gracias a la colaboración de profesionales de las universidades europeas y norteamericanas. En principio, serán seis estudiantes por cada curso del doctorado, que no solo tendrán su director de tesis sino también un mentor de una universidad internacional para acompañarles durante toda su investigación. El programa va destinado a licenciados y graduados con un máster en Ciencias de la actividad física y el deporte, Fisioterapia y del área de Ciencias de la Salud.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, felicitó la apuesta de la UEMC por la conexión de la universidad con la sociedad y el mercado laboral. Hizo mención a las políticas que impulsa la Junta para promocionar el deporte y la actividad física en los deportistas aficionados y los jóvenes sino también entre el conjunto de la población. Abogó por combatir el sedentarismo entre poblaciones especiales en los hospitales, donde cobra especial importancia los avences tecnológicos e innovadores, sin olvidar las oportunidades laborales que se abren a los jóvenes con esa formación académica.

Saéz Aguado citó los profesionales que trabajan en el Centro de Medicina Deportiva en Castilla y León pero también la demanda de estos perfiles por parte de las ONGS de discapacidad y asociaciones de pacientes.